sábado, 5 de febrero de 2011

La Alternancia en México y el 2112

El presente análisis sobre la alternancia política en México, debe promover al estudio del comportamiento del electorado, así como de los acuerdos y negociaciones a que llegan los partidos políticos en el país.



¿El PAN, el PRI y el PRD? Partidos políticos consolidados, podrán responder por sí solos el triunfo para 2012.


Los expertos opinan que la transición a la democracia, más que a una alternancia se dio en la elección presidencial del 2000, y que no fue atribuible a ningún partido en razón, dicen, de: que el triunfo se acrecentó formalmente a una coalición de partidos formada por un grande y otro por uno los chicos y que se trató más de una coalición de forma que de una estrategia de cambio de sistema de gobierno. En 2006 al resultado de “grupos apartidistas de apoyo y corte de otros afiliados a fuerzas políticas”


Los resultados de la experiencia electoral de 1997, aunada a la redistribución de votos, fueron sin duda el parteaguas de una época electoral en México, el 2 de julio del 2000. En dichas elecciones para la presidencia de la República, el Partido Acción Nacional con un 42.53 por ciento ganó en veintiún estados, quedando en segunda fuerza en nueve más y en tercer lugar en Michoacán, frente al Estado de Guanajuato donde logró un 61.3 por ciento de la votación.

El Partido Acción Nacional ganó la presidencia de la República, además del gobierno de Morelos, 53 senadurías en lugar de las 33 que tenía en 1997 y con coalición con el PVEM alcanzó 223 diputados federales, que lo convirtieron en la primera minoría de coalición.


El Partido Revolucionario Institucional el Estado donde alcanzó mayor votación fue Sinaloa con el 63.6 por ciento, que contrastó con la votación del Distrito Federal, la segunda entidad con mayor número de electores con un 23 por ciento obteniendo la votación más baja. La debilidad del Partido Revolucionario Institucional además del Distrito Federal se dio en los Estados de Aguascalientes y en Baja California. El PRI no sólo perdió en 2000 la presidencia de la República, sino que redujo su presencia en la Cámara de Diputados al pasar de 239 a 209 y a 59 senadores, en lugar de los 77 que tenía en 1977, perdiendo además al Estado de Morelos. Así se sumaba el 2 de julio de 2000, con 12 entidades en posición del PAN y del PRD más lo que se agrego el Estado de Chiapas. El PRI aunque ha perdido todas las elecciones en el Distrito Federal, quedó con un 23.9 por ciento muy de cerca con un PRD con un 25.8 por ciento.
 
El Partido de la Revolución Democrática obtuvo en la elección presidencial del 2000 el 16.64 por ciento de la votación, ganando solo en Michoacán y quedando inexistente en el norte del país donde obtuvo alrededor de un 8 por ciento de la votación. Siendo Yucatán el estado donde obtuvo la menor votación con un 3.9 por ciento en contraste con Michoacán que alcanzó un 36.5 por ciento. El PRD bajo 10 puntos con respecto a las elecciones en el DF en 1997, para colocarse nuevamente con los mismos números de 1994, es decir con un 16 por ciento de la votación. El Partido de la Revolución Democrática en 1997 con Cuauhtémoc Cárdenas obtuvo 1 861 441 votos y 38 de los 40 distritos locales en el Distrito Federal, en 2000 con Andrés Manuel López Obrador alcanzó 1 504 202 votos, casi 756, 776 mil votos menos que en 1997. En el Congreso de la Unión la coalición que encabezó el PRD en 2000 logró 66 curules en la Cámara de Diputados de los que 26 fueron de mayoría relativa y el resto de representación proporcional a diferencia de las 125 que tenía en 1997, en el senado obtuvo 16 senadurías, tres más que alcanzo en 1997.
 
En el proceso de 2006 el Partido de Acción Nacional obtuvo un millón de votos menos en relación al proceso de 2000;



El Partido Revolucionario Institucional no ganó en ninguna entidad federativa y cayó en tercer lugar en Baja California, Baja california Sur, Campeche, Distrito Federal, Guanajuato, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Los Estados que le dieron mayor votación fueron el Estado de México con 1 033 110, Jalisco 505 925, Nuevo León 488 402, Oaxaca 428 026, Puebla 460 183, Veracruz 727 638.


El Partido Acción Nacional además que gobernaba Aguascalientes, Baja California, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, Yucatán, perdió Morelos y Tlaxcala, y ganó en Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Nuevo león, Puebla, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas. Las entidades donde recibió mayor votación fueron: Distrito Federal con 1 325 474, Guanajuato con 1 115 403, Estado de México con 1 771 575, Jalisco con 1 435 394, Nuevo León con 865 006 y Veracruz con 1 006 676 votos. El PAN en 2000 gana Morelos, en 2004 Tlaxcala, en 2009 Sonora y 2010 Sinaloa.

El Partido de la Revolución Democrática ganó en las entidades donde gobernaba: Baja California Sur, Distrito Federal, Guerrero, Michoacán, y Zacatecas. Y las entidades que le dieron más votos fueron: Distrito Federal con 2 813 112, Estado de México 2 469 093, Michoacán 615 535, Oaxaca 629 962, Puebla 639 659 y Veracruz con 1 036 994 votos. En 2010 pierde Zacatecas.


Tanto el PAN como el PRD ganan en 2006 en 16 estados cada uno quedando en las elecciones presidenciales con PAN: 15 00 289, el 35.89 por ciento, PRI: 9 301 441, el 22.2 por ciento y el PRD: 14, 756 350, el 35.1 por ciento de la votación nacional

En este contexto, México vive un cambio de régimen político gracias a la “alternancia”, de 2000. Cambio dicen los expertos que se basan en las prácticas del poder no formal, en el desmantelamiento del Estado omnipotente, y al conjunto de reformas constitucionales que transformaron gradualmente al Poder Ejecutivo frente al Poder Legislativo.

En 2010 el PAN y PRI quedaron con el 80 por ciento de la votación total, quedando el PRD en un simbólico tercer lugar en las preferencias nacionales.
 
¿Se estarán dando las condiciones políticas, económicas, culturales, y sociales para que en el 2012 se de la tan anhelada alternancia política en México? Los partidos PAN-PRI y PRD serán capaces de crear la nueva trama del sistema político mexicano. Los resultados quedan ahí, presentes para que el ciudadano analice que tanto le conviene llevar al poder a uno u otro partido.



El cambio ya se dio, y será en la segunda década del siglo XXI cuando se consolide. ¿Qué candidato y que partido político serán los responsables de guiar a México a esa era de transformación alcanzando el optimo desarrollo que necesita?


México y sus ciudadanos deberán voltear a su pasado, construir el presente y consolidar el futuro. El país lo requiere y en su decisión está y no en la de los partidos políticos, aprovechando las riquezas humanas y naturales, aunado al talento y capacidad de los mexicanos para salir adelante.


El voto útil puede detener y destruir a los fuertes, una exigencia de cambio político-económico-cultural-social puede ser determinante, solo queda a quien se decida encabezarlo como la solución acumulativa de problemas, que pueda interesar al conjunto de la población y lograr el triunfo de esa fuerza que la ciudadanía apoye y que al hacerlo seguramente el pueblo se volcara con la más amplia participación en el proceso electoral de 2012.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada