jueves, 23 de junio de 2011

FOUCHÉ y la política…, 2ª parte


FOUCHÉ

Aprende sus discursos escritos de memoria y arrebata con sus sermones místicos e infantiles…

 Mejor sucumbir que pactar…

 La cobardía de las gentes; sabe que un gesto feroz y un ademán de terror ahorran casi siempre el terror mismo…

 Respeta la vida de los demás mientras no peligra la suya…

 La política no es, como se quiere hacer creer a todo trance, guía de la opinión pública, sino inclinación humillante de los caudillos precisamente ante la instancia que ellos mismos han creado e influenciado…

 No deciden en la historia los pensamientos, sino los hechos…

 Tenía buena memoria pero no quería, sin duda, que los demás pudieran recordarle todos los demás excesos…

 Puede presentarse lo mismo como verdugo que como salvador…

 Lo es todo: “Pontífax Máximús”, dictador y triunfador…

 Se esconden uno detrás de otro; atisban a derecha e izquierda antes de hacer un gesto…

 Ve que se ha adelantado demasiado sin conocer el terreno…

 Doblega la rodilla y humilla la cabeza…

 Casi siempre eleva al hombre la responsabilidad a la grandeza…

 Persiguió a los que se apartaron de su opinión, pero sobre todo___y terriblemente___a los que se opusieron a su voluntad, a los que no respetaron su infabilidad…

 Cuando de él nada se oye ni se sabe, es porque trabaja subterráneamente, obstinado, metódico, como un topo…

 Nadie sabe claramente lo que quiere, lo que proyecta…

 Que no se dejen engañar por impostores…

 Es un hombre que no da la cara en el desafío, sino que se retira siempre para preparar desde la sombra sus ataques traicioneros…

 Con las ideas nuevas cambio también peligrosamente la medida del juicio para los hechos de ayer…

 Los acusadores de ayer serán los acusados de mañana…

 Cuando hay que luchar por el poder o por la vida es cuando desarrolla fuerzas asombrosas…

 Nada más propicio para una carrera que su interrupción temporal, pues el que ve el mundo siempre desde arriba, desde la nube imperial, desde la altura de la torre de marfil del poder, no conoce otra cosa que la sonrisa de los subordinados y su peligrosa complacencia…

 El que siempre sostiene en las manos la medida, olvida su verdadero valor…

 Nada debilita tanto al artista, al general, al hombre de poder, como el éxito permanente a voluntad y deseo… en el fracaso es donde conoce el artista su verdadera relación con la obra…en la derrota, el general, sus faltas, y en la pérdida del favor, el hombre de Estado, la verdadera perspectiva política…

 Nunca es el destierro para el verdadero fuerte una mengua: es siempre un tónico de su fuerza…

 …Donde se compra por dinero el poder, porque desde el poder se acuña nuevamente el dinero…

 Atento hacia los de arriba, sin miramientos para los de abajo…

 Contra hombres hay que luchar, a los charlatanes se les derriba con un gesto…

 Un cargo es según quiere el hombre que lo desempeña…

 A sus manos llegan todas las noticias…Hace política al margen de la política, guerra al margen de la guerra y ensancha en todas direcciones los límites de sus poderes.

 Un ministro…Es un hombre que se ocupa, en primera línea, de todos los asuntos que le importan, y en segunda, de todos los que no le importan…

 No hay charla que no tenga referencia, no hay carta que no se abra…

 La información lo es todo, en la guerra como en la paz, en la política como en la economía…

 A veces acelera las conspiraciones, a veces las refuerza, a veces las provoca artificialmente, a veces las descubre ruidosamente…

 Siempre hace doble, triple, cuádruple juego…

 Conocer más alto secreto del poder, que consiste en disfrutar su posición secretamente, y utilizarlo con tacto económico…

 Aguardar, aguardar a que se desarrollen tan tranquilamente los acontecimientos…

 Las personalidades superiores se identifican al vuelo…

 Hay que dominar los nervios y no hay que dejarse llevar por simpatías de una parte ni de otra, ni por pequeñeces como un juramento, sino permanecer quieto, aguardar sobre aviso hasta que llegue la decisión…

 Que se rían de él, siempre que le obedezcan y le temen…

 Fiel en el éxito, infiel en el fracaso…

 Los reyes no quieren bien a las personas que les vieron en un momento de debilidad, y las naturalezas despóticas no gustan de los consejeros que hayan demostrado, aunque sea una vez, ser más sabios que ellos…

 Tiene en sus manos todos los secretos y está fatalmente familiarizado con todas la intimidades, no muy limpias del clan…

No hay comentarios:

Publicar un comentario