viernes, 24 de junio de 2011

FOUCHÉ, y la política… 3ª parte y última



FOUCHÉ


 La laboriosidad, habilidad y observación son elementos básicos, con poder calculador…

 El saber mucho de los demás, es conocer todos sus secretos…

 El conocimiento de todo y de todos, constituye el poder único…

 No confiar jamás en nadie, y cubrir las verdaderas intensiones…

 Poner pasión en el deleite magnífico de ser hermético, impenetrable…

 Con los éxitos crecen los designios, con las victorias el atrevimiento, con los éxitos la audacia…

 El arte de todas las artes políticas: la de retirarse, la de abandonar a tiempo…

 Negociar, regatear, prometer y engañar, como pasión preferida…

 Ser estimado y odiado, celebrado y despreciado…

 Si asciende, lo consigue todo; si cae, se vuelve el destino en contra…

 El que llega tarde, pierde la ocasión…

 Ha cometido la falta más imperdonable en política: ha llegado tarde…

 Cuando la victoria se ha decidido, entonces se decide…

 A un águila, a una serpiente a un animal de sangre fría, no se le puede coger con la mano…por mucho que se apriete…

 No beba, no fume, no juege, no gasta dinero en mujeres, ni en presunciones…

 Sólo ven al buen administrador, al excelente padre de familia, al esposo cariñoso…y nadie que no lo conociera de antes sospecha la pasión contenida…

 Quién fija la vista en el poder una vez en su faz, jamás la puede apartar de ella, queda encantado y hechizado…

 Quién disfruta una vez el placer embriagador de dominar y mandar, no puede ya renunciar a él…

 …Por nadie se siente comprensión con tan vertiginosa rapidez como por la mirada seria, clara, reflectante y atisbadora de talento político, laborioso, igualmente utilizable para lo mejor y para lo peor. A quién sólo una cosa falta para ser el perfecto servidor: la consagración incondicional, la felicidad…

 No ser jamás servidor de nada ni de nadie, y mucho menos lacayo…

 Jamás sacrificar íntegramente la independencia espiritual, la propia voluntad, a una causa ajena…

 Dejar que se le ordene, que se le mande, pero con una pequeña diferencia, de que no siempre obedezca…

 …Cuando va creciendo cada vez más libre y más conciliador, a medida que crece en poder, más amable y conciliador debe ser…

 A los diamantes se les puede machacar o tirar, pero no penetrarlos…

 Cuando la intriga triunfa sobre la idea, la habilidad sobre la experiencia…

 Ser amigos de todos para engañarlos a todos y hacer tan sólo lo que parece útil y conveniente…

 Sube mil peldaños con habilidad, paciente y flexible, y en un traspié innecesario y torpe le hace caer estúpidamente al abismo…

 Nunca pueden soportar la libertad las almas subalternas, instintivamente huyen de ella siempre para refugiarse en una nueva esclavitud…

 La vanidad conoce todas las habilidades, menos la de renunciar a tiempo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada