lunes, 13 de junio de 2011

SEGUNDA VUELTA, pros y contras

La segunda vuelta electoral, es el término utilizado para designar la segunda forma de votación en unas elecciones a cargos ejecutivos o legislativos. Su denominación es Balotaje, que proviene del verbo ballotter, que significa votar con ballotets, bolitas (balotas). Balotaje, significa elección con doble turno, o segunda vuelta, en francés.

¿En qué consiste?

Consiste en que para llegar al cargo público que corresponda es necesario obtener más de la mitad de los votos emitidos, es decir 50 más 1.

¿Cuando se instaura?

Se instaura en el siglo XIX, y por primera vez se aplica en 1852 con el establecimiento del Segundo Imperio de Napoleón III. Posteriormente se emplea en la III República, y vuelve a surgir en la V República a través de la Constitución francesa de 1958. Es una institución electoral paradigmática del derecho electoral y constitucional francés.

¿Qué es?

Es un tipo de sistema de mayoría que fue diseñado en principio para elecciones pluripersonales. Al parecer también este mecanismo electoral se había utilizado en Europa, con Bélgica, 1900, Holanda, 1906-1919, Italia, 1882-1891, Noruega, 1906-1921, y Suiza, 1919.

En América Latina existen 14 países que han adoptado esté sistema, a saber: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Uruguay.

¿Qué mecánica sigue:

Cuando en una elección presidencial ninguno de los candidatos en contienda, supera un determinado porcentaje de los votos (por lo general mayoría absoluta), se realiza una segunda vuelta para decidir entre los dos primeros candidatos, que no llegaron a tener la mayoría.

Elecciones legislativas:

 En la primera vuelta se declara ganador al candidato que obtiene la mayoría absoluta (mitad más uno de los sufragios validos) en caso contrario se realiza una segunda vuelta (con los mismos candidatos o aquellos que superan cierto porcentaje de los votos válidamente emitidos) en la cual es declarada electa la primera mayoría relativa.

 Una variante es que en el caso que en la primera vuelta no haya ganador con mayoría absoluta, se efectúe una segunda vuelta con las dos primeras mayorías, declarando ganador al que tenga la mayoría de los votos.

Cada país que utiliza el sistema electoral de segunda vuelta lo hace con las características que señalan su propia constitución o la ley que reglamenta la materia.

Los pros y los contras, según especialistas, estudiosos, y políticos de la segunda vuelta se centra en:

Pros:

 tiende a desalentar la formación de alianzas y propicia la formación de un gran número de partidos.

 Asegura la legitimidad del candidato elegido y un mayor margen de gobernabilidad en el ejercicio del cargo.

 Existe la posibilidad de mayor alternancia en el poder, con mayor gobernabilidad.

 Evita se elijan candidatos minoritarios y crisis constitucionales.

 Fortalece la cultura política al optar por mejores proyectos políticos-económicos.

 Se descartan a los candidatos más débiles o aquellos que producen resultados fragmentados y minoritarios.

 Fomenta que intereses diversos se unan alrededor de los candidatos ganadores en la primera vuelta, propiciando que se realicen negociaciones entre partidos y otras fuerzas políticas y se realineen estrategias

 Mide la preferencia real del partido y del candidato frente a los electores, de tal forma que se fortalece el sistema de partidos.

 El elector tiene la doble opción de orientar sus preferencias partidistas.

 Permite el voto estratégico: en la primera vuelta el elector vota por el partido con el cual se identifica más o que desde su perspectiva le ofrece mayores beneficios; en la segunda, el elector reorienta su preferencia, vota por el partido que tiene mayores posibilidades de ganar y/o vota en contra del candidato que no desea que lo gobierne.

Contras:

 Dispone de una legitimidad artificial el candidato más votado, pues regularmente en la primera vuelta su partido queda con una reducida representación en el Congreso, complicando la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo pues no construyen coaliciones institucionales ni mayorías partidistas que favorezcan la cooperación.

 Se presta a la sobrerrepresentación en órganos de poder.

 Se le otorga más importancia a la imagen del candidato (a), que a los programas y propuestas de partidos.

 Puede tener como efecto que la gobernabilidad dependa de coaliciones frágiles o no deseadas afectando las expectativas de la implementación de las políticas públicas.

 Por sí misma no influye directamente sobre el fortalecimiento del sistema de partidos ya que ello se logra desde la primera vuelta donde se aplican las reglas y fórmulas que dan poder a los partidos en el Congreso. Al contrario, ha tendido a fragmentar los sistemas de partidos en los países en donde se aplica.

 Impone una fuerte presión sobre las autoridades electorales al tener que llevar a cabo una segunda elección poco después de la primera e incrementa los costos del proceso electoral.

 Alarga el periodo entre la celebración de las elecciones y la proclamación del ganador, y con ello se crea inestabilidad política e incertidumbre social.

 Genera una disminución en la participación electoral, aunque en las últimas elecciones celebradas en sistemas presidenciales esta tendencia ha sido mínima.

 Es innecesaria pues han existido elecciones en las que el candidato más votado recibe los suficientes sufragios como para asegurar su legitimidad sin necesidad de la segunda vuelta.

 Es peligrosa, ya que aún después de aplicada, el candidato ganador no ha obtenido los votos suficientes que aseguren la gobernabilidad. Es decir, donde el candidato con menos votos en la primera vuelta gana abrumadoramente en la segunda.

Los argumentos en pro y en contra de la segunda vuelta por sí mismos dicen no son categóricos si no se enmarcan en un escenario real, pero si muestran que es más compleja de lo que se puede observar a simple vista. Una y otra posiciones son razonables y el debate sigue abierto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada