jueves, 1 de septiembre de 2011

LA ACTITUD

¿A que nos lleva una actitud positiva?

Nos conduce a hacernos dueños de uno mismo con nuestros procederes.

¿Hay arrepentimiento de lo que decimos?

Cuantas veces nos arrepentimos de las palabras ofensivas y de acciones precipitadas que cometemos sin predimentación, bajo la influencia del mal humor.

Cuantas veces se nos escapan frases no pensadas, de las que más tarde vemos cuán ofensivas eran para los demás.

El Conde Chesterfield, escribió a su hijo: formula de manera precisa y admirable la regla principal de la cortesía “trata a los demás como deseas que te traten a ti”. Observa con atención que cosas te gustan más en los otros, y ten por cierto que las mismas cosas serán las que te hagan grato a los demás.

Qué triste espectáculo ofrece una persona sin actitud positiva. Sea lo que tenga que hacer, le cuesta un trabajo enorme sólo el poder pronunciar el “sí” o el “no”. No logra tener principios ni modo de pensar independiente.

¿Qué es el hombre “ciclista”?

Abundan por doquier, se inclinan por arriba, dan puntapiés por debajo. Se inclinan ante el poderoso y, con orgullo abruman a los que les están subordinados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario