sábado, 22 de octubre de 2011

EL TIRO DE TRES BANDAS, LAS MINORÍAS PARLAMENTARIAS, LA GOBERNABILIDAD, Y EL GRUPO PERDEDOR. LA PROPUESTA DE ENRIQUE PEÑA NIETO

INTRODUCCIÓN

A más de un año diez meses, que el ejecutivo federal envió al Congreso Mexicano para su estudio, discusión y aprobación un paquete de iniciativas sobre la Reforma Política necesaria para el desarrollo del país. En ese paquete de propuestas del presidente Felipe Calderón era el de reducir el número de integrantes del Congreso, para quedar: en la Cámara de Senadores se eliminarían los 32 escaños electos de una lista nacional para un total de 96 senadores. La Cámara de Diputados se reduciría de 500 a 400 legisladores, 240 por mayoría relativa y 160 por representación proporcional.

Hoy en octubre de 2011 en un foro de análisis de la Fundación Colosio del PRI, el aventajado aspirante a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, hace una propuesta nada equivocada de tres bandas.

ANTECEDENTES

El antecedente contemporáneo tal vez fue que en 1930 la Cámara de Diputados tenía aproximadamente 150 miembros. Hasta que se fue moderando a finales de los años setenta cuando, como consecuencia de la reforma de 1977, pasó de 237 a 400 integrantes. A consecuencia de una nueva reforma constitucional efectuada en 1986, se aumentó a doscientos el número de diputados elegidos por el principio de representación proporcional y además se introdujo en el inciso c) de la fracción IV del artículo 54 constitucional la llamada cláusula de gobernabilidad en la que: el partido político que obtenga el mayor número de constancias de mayoría y el treinta y cinco por ciento de la votación nacional, le será otorgada constancia de asignación de diputados en número suficiente para alcanzar la mayoría absoluta de la Cámara de Diputados. Se le asignarán también dos diputados de representación proporcional, adicionalmente a la mayoría absoluta, por cada uno por ciento de votación obtenida por encima del treinta y cinco por ciento y hasta menos del sesenta por ciento, en la forma que determine la ley. Pero en 1993 se reformó nuevamente el artículo 54 constitucional a efecto de derogar, por antidemocrática la llamada cláusula de gobernabilidad y de limitar a trescientos quince el número máximo de diputados que pudiera tener cualquier partido político. Y en 1996 se reformó una vez más el artículo 54 constitucional para reducir de 315 a 300 el número máximo de diputados electos por los principios de mayoría relativa y de representación proporcional que pudiera tener un partido político. En 1988 con los consabidos cambios a la legislación electoral, se añadieron 100 diputados más para quedar como hasta hoy con 500 miembros.

Diversas opiniones resaltan la inutilidad de la actual integración de la Cámara de Diputados, ya que argumentan que resulta excesivo su número comparada con otros sistemas bicamerales del continente americano y una gravosa carga fiscal sobre la población en mantener una obesa y burocrática Cámara de Diputados, y al haberse extinguido la hegemonía permanente de un partido. Por lo que se piensa que es necesario buscar mayor productividad, efectividad y calidad de su actividad en el ejercicio de las funciones públicas a su juramento.

En la propuesta que hace el ex gobernador mexiquense está: el eliminar a 100 cúreles de representación proporcional, y de esa manera trabajar con mayor eficacia y representar un ahorro de recursos públicos, así como darle a cada partido el lugar que le corresponda en su resultado electoral y evitar su sobrerrepresentación en las dadivas políticas.

Así que ésta propuesta del aspirante presidencial está enfocada a darle mayor funcionalidad legislativa a la llamada también Cámara Baja.

Por lo que ésta llamada como una jugada de tres bandas:

Primera. Darle el lugar que les corresponde a las minorías parlamentarias de acuerdo a su peso específico expresado en votos que realmente hayan adquirido en los procesos electorales.

Segunda. Tener mayor gobernabilidad y eficacia en las iniciativas que envié el ejecutivo federal a partir de ser aprobada dicha iniciativa del aventajado aspirante por las dos terceras partes de la legislatura en turno a favor de la iniciativa. Y

Tercera. Frenar los bloqueos contrarios al interior del partido al grupo del candidato ganador para impedir acuerdos e iniciativas futuras.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada