Quien es quien de los secretarios particulares en México

Quien es quien de los secretarios particulares en México
270 años de historia

viernes, 14 de octubre de 2011

MI TRIUNFO

¿Estaba predestinado a escribir mis libros?

Sí, porqué se realizaron.

El sabio dijo, has algo distinto y novedoso y te encontraras más a ti mismo.

Mi triunfo al hacerlos se debió al tiempo y el espacio que les dedique. Lo que hoy me permite disfrutarlos. En sentir el aquí y él ahora. En cumplir con una parte de mi consecuencia.

Mi triunfo me permite estar satisfecho por el momento de mí mismo. En marcar la tenacidad en toda consecución y determinar la diferencia.

Mi triunfo marco a mi voluntad para seguir adelante ante cualquier situación adversa.

Mi triunfo en la literatura constante, definió mi formación intelectual presente y futura. En reencontrar mis ambiciones, para seguir estudiando con mayor ahínco.

Mi triunfo le gano a mi propio ánimo pusilánime, lo que me permitió encontrar que esto y aquello se trata de ser o no ser.

El triunfo se alcanza cuando se es perseverante y se sabe lo que se quiere tener. El triunfo se alcanza cuando el éxito está de nuestro lado.

En mi triunfo, no me mentí, y no me desvié. Lo logre con energía y disciplina espartana. Actué como mi propio guerrero. Tuve la oportunidad de hacerlo, y hoy me regocijo.

En mi triunfo a pesar de las negativas de mucha gente a mi alrededor, esté se cristalizo.

Mi triunfo me llevó a conocer mi verdadero carácter. Entre la persuasión y la necesidad de conocerme más.

Mi triunfo no fue solamente mío “EL AYUDATE QUE YO TE AYUDARE”, intervinieron seres de luz, que creyeron en mí y me depositaron su confianza.

Mi triunfo me ayudara para seguir adelante en mis demás metas y proyectos. A luchar más por mi sobrevivencia y a ser capaz de no desaparecer sin dejar trascendencia.

Mi triunfo será mi guía. Mi pasado, presente y futuro. Que lo que haga se basará en QUE SI SE PUEDE, a seguir trabajando con independencia de criterio, con imaginación y ánimo de lucha y ser más crítico de mí mismo.

Mi triunfo me traslado a desaparecer de mi vocabulario “NO ES POSIBLE”, “SERÁ IMPOSIBLE”.

Mi triunfo es de Dios, de los que me aman, me guían y me enseñan, pero también de los que me odian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario