viernes, 17 de febrero de 2012

LA PROPAGANDA ELECTORAL Y EL VOTO

En cada elección la propaganda electoral vestía de colores, y hacia la fiesta en cada rincón del país, era vistosa, en ocasiones chistosa y otras aburridas.

Los candidatos y partidos políticos hacen un gasto enorme en la contratación, elaboración y distribución a veces con malos resultados.

A partir de una década y media en México, llegó la tecnología en materia de propaganda y con ella su innovación.

Hoy las ciudades y poblados, se llenan de propaganda electoral en cada rincón, esquina, puente, poste, árboles, vehículos, ropa, enseres domésticos, bardas, etcétera., con los consabidos mensajes. Ésta propaganda que antes era bien vista y aceptada, hoy contamina visual y ambientalmente.

El ciudadano en toda elección percibe eso y más. Una encuesta sobre ello arrogaría distintos ánimos, y tal vez con mayoría negativos.

Los candidatos (as) y los partidos políticos, deben considerar más la opinión ciudadana como medición de aceptación. Quién no lo haga está arremetiendo contra la naturaleza del elector, su preferencia y su voto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada