miércoles, 11 de julio de 2012

MI FE


La fe, es una convicción, una percepción mental.

·       Mi fe, debe elevarse por encima de lo que me dicen mis cinco sentidos, y no solamente razonar con ellos.

·       Mi fe, me encamina a buscar mi verdadero ser espiritual y descubrirme a mí mismo. Tengo que saber más de mí, y tener el poder de elegir lo que haré en cualquier circunstancia.

·       Mi fe, me conduce a descubrir algo válido en que puedo poner toda mi confianza. Por lo que tengo que tener fe en la honestidad e integridad de la vida y de las leyes de la naturaleza y saber que tengo dentro de mí la capacidad y las facultdes de las cuales puedo estar bueno, feliz y con vida próspera.

·       Mi fe, me acerca a tener pensamientos más positivos, tener vigorosas ideas y más claros conceptos.

·       Mi fe, me cambia mis experiencias; todo está hecho para mí de acuerdo con mis creencias; si cambio estas, cambiaré mi experiencia.

·       Mi fe, se activa por medio de las obras que haga “si actúo como sí fuera, yo seré”.

·       Mi fe, no sostiene mi acción, mi vida no reaciona hacia mí conforme a mis esperanzas, sino conforme a mi fe.

·       Mi fe, es positiva en la bondad, la integridad, la honestidad, la confianza y la simpatía de la vida o Dios.

·       Mi fe, reconoce que la bondad inteligente de la vida del amor me trajo al mundo; me trajo con un propósito, y por lo tanto la vida está interesada en mí, y probado ese interés me rodea con todo lo que necesito. La vida está a favor mío más que contra mía, y es a mí a quien toca ponerme en armonía con las leyes de ella.

·       Mi fe, me lleva a tenerla más en mí, para tenerla en otras personas.

·       Mi fe, me dicta que yo seré tratado por otros conforme a mi creencia sobre mí mismo. Si me creo indigno, otros me considerarán así; si me creo inferior, obrare de ese modo y los demás me considerarán inferior.

·       Mi fe, me indica que la descarte en la suerte; creo que las leyes de la vida están a mí disposición y que puedo usarlas. Debo ir al punto, el cual pueda dirigir y controlar mi destino.

·       Mi fe, me guía que soy inmortal; que creo que si muero, continuaré viviendo.

·       Mi fe, es positiva en la vida; yo soy vida, otras gentes son vida, vida igual que yo, y que todas las personas están sostenidas por la misma vida. Lo que yo tengo que decidir es si esa vida es buena o mala, si es un amigo o un enemigo, y tal como la vea, así la tendré.

·       Para alcanzar una fe positiva, me curo de cualquier serntido de debilidad o vació, por lo que obrare como si lo creyera, para tener una fe dinámica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario