sábado, 27 de octubre de 2012

ANTECEDENTES DEL COSTUMBRISMO GASTRONÓMICO MEXICANO


Las fechas históricas nacionales mexicanas han sido siempre la base y fundamento para organizar diversas diversiones.
En ellos se dan artículos comestibles tan variados como golosinas, animales domésticos muertos, frutas de estación, hierbas para la cocina, antojitos: tamales, chalupas, enchiladas, tacos, panuchos, gorditas de manteca, tostadas, guacamole, etc.
CENA DE AÑO NUEVO
Aunque no se trata de una celebración tradicional en México, ésta ha tomado la costumbre de reunirse familiares y amigos alrededor de una bien dispuesta mesa, para festejar el arribo de un año nuevo y despedir el que termina. Se utiliza en mesas cubiertas de finos manteles bordados o colados, que en su mayor parte fueron ejecutados por las hábiles manos de alguien miembro de la familia. Se instala un gran centro desbordante de frutas y especialmente uvas, de las que se ingieren doce granos, al sonar las campanadas de la media noche. ¡Gloria al Año Nuevo!
Los platos típicos en esta noche son servidos a los de la Cena de Nochebuena, llegando la Navidad.
Hay varias clases de sopas: de espárragos, de poro, de pescado, de relleno de queso, de ostiones, etc.
El plato fuerte puede ser de carnes, o de lechón al horno, pero con preferencias al clásico pavo, que se hace de diversas modas, pero siempre al horno.
Una antiquísima receta describe un tipo de los fantásticos rellenos, entre lo que figuran: nueces, cacahuates, pasas, almendras, aceitón, castañas, pimienta, hierbas aromáticas, ciruelas, nuez moscada, vino de jerez, y o a veces, también con picadillo de carne de puerco, manzanas, zanahorias, aceitunas…y al llegar a la mesa, sus guarniciones de lechuga, alcaparras, chiles en vinagre y pimientos frescos rojos y verdes.
Mucha importancia se da al plato de las ensaladas, si bien existe la clásica de Nochebuena que se repite en este día. Hecha con betabeles, piloncillo, lechuga, papas cocidas, plátano, jícama, naranja, lima, manzana y pera (rebanadas), aceite, vinagre, orégano, cebolla, cacahuates, avellanas, almendras, pasas, aceitunas y confites. Así como también de bacalao en jitomate o en chileajo, el revoltijo de romeritos, el pipían de camarones, etc.
Y los Dulces: una verdadera realización mexicana personalísima; mazapanes, turrones, peladillas, frutas cubiertas, cocadas, galletas, flores y los imprescindibles buñuelos, entre otras cosas más.
LA ROSCA DE REYES
El día 6 de enero, en que se celebra la llegada de los Reyes Magos al establo donde nació Jesucristo, llevándole sus regalos. Se recuerda también entre los papás haciendo regalos a sus hijos.
Desde la Edad Media, y principalmente en Francia, se empezó a conmemorar tal acontecimiento, celebrado, con un acto inspirado en el Eclesiastés, el motivo para consagrar a un rey en las fiestas, reuniendo en la noche, a familiares y amigos, alrededor de una rosca de pan dulce, en la que había un haba como símbolo del cuerpo de Jesús, que con sus padres fueron a Egipto huyendo de la persecución de Herodes.
La rosca está hecha de una nada de harina esponjada con levadura, huevos, azúcar, sal, agua de azahar, raspadura de corteza de naranja, anís y mantequilla, y en la pasta se mete una figurita de niño, de porcelana, que es la substitución de la haba que se escondía en los primeros tiempos. Se adorna por encima con azúcar y tiras de fruta en dulce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario