domingo, 23 de diciembre de 2012

MIS PROPÓSITOS PARA USTEDES



Un pequeño guijarro, sin vida, inerte, se encuentra en mi jardín. Voy a sembrarlo…se reirán de mí. Será lo que era: piedra sin vida. Siembro una haba; es tan pequeña, tan insignificante, tan inerte, como el guijarro; y he ahí que, después de algunos días, saca la cabeza de la tierra, y crece, y florece, y da fruto. ¿Quién podrá comprender este misterio? Y si nos admira el tamaño ingente de los cuerpos siderales, lo mismo, que su multitud, también nos causa emoción la gran variedad del mundo viviente, los millones y minúsculos de seres diminutos que viven en una sola gota de agua; al percibirlos con el microscopio, involuntariamente se nos escapa la frase de un naturalista célebre: Deus in minimus maximus. “Dios en las cosas mínimas, se muestra el mayor”.

El momento escogido por Dios desde la eternidad y hace su aparición un nuevo ser, completamente distinto de los anteriores, un ser dotado de libre albedrío, un ser que sabe entusiasmarse, que sabe amar, que sabe hablar, que sabe levantar su mirada hacia el cielo y sabe decir al creador invisible: ¡Padre!, ese ser eres tú…

Que gocen de virtual y de todos los bienes de la tierra. Felices fiestas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada