jueves, 6 de diciembre de 2012

ROMPIENDO LAS BARRERAS



¿Cuántas barreras mentales y humanas encuentran la humanidad, que está deseosa de salir adelante?

Los negativos en las personas que la rodean, ¿cuantas veces impiden l armonía en su desarrollo? Las que dicen que todo está predestinado y no se animan a cambiar nada. Las que se arraigan en sus pensamientos y los reproducen para influenciar su paso por la vida. Las que dicen que es difícil descubrir los síntomas en las conductas y se aferran a ello. Las que dicen que cambiar es naturalmente imposible, dada su cultura, nacimiento, entorno, educación, formación.  Las que no se empujan para leer, aprender nuevas cosas y tener experiencias. Las que dicen que no se puede cambiar el destino de las cosas y de las vidas.

¿Pero que son las barreras mentales?

Frenos, grilletes, falta de voluntad, de ánimo, de energía, complejos que impiden libremente los deseos de aprender, de salir adelante, de encumbrarse en lo más alto del ser; las actitudes y los pensamientos.

¿Y las barreras?

¡Las puertas, las cuevas, los hoyos, las entradas, las salidas, y las personas falsas!  Las que impiden el paso, las que bloquean, las que no permiten ningún avance de los que los rodean.

Para avanzar debemos evitar a las personas negativas, las que hablan de todo aquello que les fastidia, que les molesta. Las que primero critican y desaprueban. Las que les resulta difícil sonreír. Las  que no escuchan y dejan escuchar. Las que su vanidad y orgullo les impide ser corteses. Las que impiden dar el paso hacia el umbral del cambio. Las que minimizan los avances de las demás. Las que no miran de frente y evitan todo contacto visual. Las que no son sinceras y ocultan sus sentimientos. Las que no permiten nada que cambie, por sus costumbres, por sus hábitos, por su manera de haber sido educado.

Para salir adelante, debemos de evitar todo obstáculo, persona, circunstancia, todo ambiente que impida realizar lo que realmente vale, lo necesario, lo vital; aparte de la vida, el cambio del entorno, de pensamientos, de actitudes, y de carácter.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario