miércoles, 5 de junio de 2013

LA TRAMPA


  
Hay quienes en su ascenso y crecimiento laboral en cualquier ámbito, solicita favores y ayudas para continuar adelante.

    Pero hay entre ellos que ante su soberbia y proceder, traicionan a su propia naturaleza. Frenan e impiden a otros lo que ellos hicieron con frialdad.

    La obscuridad con la que se manejan, impiden que la ética y la evolución se desarrollen en su entorno. Fallezca toda iniciativa y se entorpezca e impida todo desarrollo.


   La virtud de aquellos que quieren e inspiran los verdaderos cambios, sobresaldrá en su carácter y evitarán que se les impida su crecimiento. La trampa que el cazador pondrá, será su propio engaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada