jueves, 4 de julio de 2013

EL MENSAJERO

Cuando parte de nuestra esencia es portavoz de alguien, tenemos que saber que mensaje es y como lo debemos entregar. Pero hay quién ordena enviar el mensaje, pero omite la recomendación.


Hoy cuando ya no seamos mensajeros, ni emisarios, ubiquemos aquellos qué como fuimos alguna vez; guiarlos y formarlos adecuadamente para no ser como aquellos que no saben conducir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario