martes, 16 de julio de 2013

ESTUDIO DEL MERCADO ELECTORAL

 
Es un error continuo de muchos precandidatos y candidatos a cargos de elección popular, que al buscar su candidatura, no se preparen como es debido. Muchos de ellos han sido dirigentes de partidos políticos, y aún así no conocen el entorno electoral. ¿Por qué? Pues confunden una militancia seccional y sectorial comprometida y no al conjunto de ciudadanos que son los que llevan a la derrota o al triunfo a muchos de ellos.

Un estudio electoral debe desarrollarlo un analista, un consejero, no un operador político, para llegar a mejores conclusiones.

Para conocer el mercado electoral hay que estudiarlo para entenderlo, lo que permite identificar el qué, quién, cuándo, dónde, cómo y cuándo para que se desarrollen las estrategias correspondientes.

La investigación del mercado electoral permite la identificación, oportunidades, debilidades, fortalezas y transformar las necesidades y la forma de vida de quien se solicitara el voto futuro, ayudando así a satisfacer las necesidades de un potencial electorado, y encontrando en ello las aplicaciones de innovación para llenarlo de mejores propuestas. Para ello se tendrá que tener un mejor oído, mejores ojos y mucho tacto.

Los pasos que se dan para contar con una mejor expectativa a través de un estudio electoral serán: el comportamiento del ciudadano; el clientelismo tradicional; y la identificación de la competencia a través de los escenarios habituales.


Contar con un estudio electoral previo es definir si el candidato (a) pretender sobrevivir en una plaza cada vez más competida; a buscar soluciones más apremiantes en las necesidades de adecuar las ofertas a las nuevas exigencias de los votantes; a la necesidad de adecuar la oferta a las demandas de los ciudadanos reales y potenciales; a la necesidad de adoptar políticas del entorno concreto; a la necesidad de diferenciar a los tipos de elector que puedan suponer una competencia directa; a definir que en el mercado electoral, todo lo que se ve, se vende y todo lo que se coja, se compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario