sábado, 6 de julio de 2013

QUÈ ESPERO PARA FRACASAR?


El fracaso es la mejor escuela del triunfo, quién no ha fracasado no puede triunfar. ¿Porqué?, porque al hacerlo si llegase a fracasar no podría levantarse de nuevo.

Se fracasa cuando no se supera así mismo. Cuando no se tiene un propósito. Cuando no se tiene una satisfacción subjetiva que pueda brindar la felicidad anhelada. Cuando no se aspira a nada, cuando no se concibe determinados fines por realizar. Cuando no se tienen aspiraciones, cuando no se sueña. Si no se documenta, ni trabaja, ni hace esfuerzo, ni se dedica a lo que se es capaz, luego entonces se fracasa.

Fracasare si estoy impedido a acometer lo imposible. Si no soy original, si no tengo la capacidad de imaginar alguna cosa, más allá de lo que aprendo. Si la crítica me orilla al pesimismo. Si no tengo conciencia de lo que hago.

Fracasare si no tengo disciplina en la puntualidad. Si no cuido mi comportamiento personal. Si no soy extremadamente reservado de las cosas que se me rebelan en confianza.

Fracasare si no me ligo completamente de manera irrevocable a alguien o a algo. Si no tengo la misión histórica de salvar las circunstancias, de intentar cambiar y mejorar la realidad histórica social en la que vivo.

Fracasare si todo lo que guiso me lo como yo solito bajo la protección de mi propia concha, o de no salir de la propia pompa de jabón en que mi ego ha decidido absurdamente encerrarse.

Fracasare si no me siento satisfecho por lo que hice en el pasado. Si abandono lo que había resulto hacer. Si pierdo el horizonte de mis sueños. De no tener coraje, ni ambición. Si no aprecio lo que hago, si espero el reconocimiento de los demás, olvidándome del mío propio.

Fracasare si no decido mis ascensos en la vida. Si no me esfuerzo, si no actúo, si no reconozco la importancia de mis decisiones. Si no me cuido de hacer algo que me arrepienta tarde o temprano.

Fracasare si represento el papel y la función que otros elijan para mí. Si no estudio con precisión la posición que pueda representar. Si no conozca mis defectos y cualidades. Que no de lo mejor de mí. Si no le doy importancia a las pequeñas cosas. Si me dejo intimidar por el silencio, por la indiferencia o por el rechazo de los demás. Si no soy humilde en la búsqueda de ayuda.


Dice Nietzsche: “Lograr ser lo que se es”, trascender, constituirse en un ser distinto al resto. Un individuo con alto valor, que posea la voluntad de poder sobresalir de la mayoría. Constituirse en una entidad fuerte, que exprese la voluntad del dominio de sí. Lograr ser un ser existente: lograr salir de la existencia anónima, por desplegar su potencial y dar un significado a su vida. Un individuo que logra ser así mismo, que no se oculte en la máscara de la persona ante los demás. Imponer su fuerza de la voluntad de poder; en el ímpetu con que se hacer frente a los problemas de la vida creativa. Que la meta última de la voluntad será la autonomía, el seguir la propia meta. Es bastarse a sí mismo, con su esfuerzo, recursos, criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario