sábado, 17 de agosto de 2013

AL ALBA

Levantarse al alba, caminar por el sendero empedrado. Escuchar el trinar de los pájaros. Mover piernas y brazos para oxigenar el cuerpo. Prepararse para ascender el escalón, el caminar en el descenso para aminorar el cansancio. Correr por la escalinata de la meta. Observar la cordillera que rodea la ciudad. Maravillarse de sus volcanes. Encantarse desde el mirador la enseñoreada capital. Llegar y cumplir con la meta del ascenso, el disfrute de obtenerlo. ¡Al alba venceré! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario