viernes, 13 de septiembre de 2013

TRATEMOS BIEN, PARA SER TRATADOS DE IGUAL FORMA

La cortesía como norma urbana, no todos la seguimos igual. La cortesía es la puerta de la mejoría del regocijo interno. Si tratamos bien, con una actitud positiva, será la entrada al bienestar y posiblemente a la abundancia.

Responder el saludo, la invitación, el agradecimiento, la felicitación, por escrito o bien verbal, abre mejores relaciones humanas y eleva la consideración hacia nosotros.


Si vamos por ahí creyéndonos superiores a los demás, empecemos primero con nosotros mismos. Superar con mejores actitudes nuestro comportamiento nos colocará en una mejor posición, con quien nos rodea. Si reconocemos la importancia del trato hacia los demás, entonces hemos crecido y en ello cosecharemos lo que buscamos y se nos dará con mayor facilidad.  El tratar bien para ser tratados mejor, es una norma y como tal debemos aplicarla, pero también exigirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario