miércoles, 2 de octubre de 2013

POLÍTICA


En política existen sectores de la población que se clasifican: en los que son conscientes de su labor, de su valer, de su criterio, de su independencia de pensamiento, de su creación, de su iniciativa, de sus hechos. Los que eligen ser ellos, sin imposiciones, sin cacicazgos que los manipulen y sin representantes que los manden. Toman las mejores iniciativas, siempre están en activo, son líderes, no jefes, son más despiertos. Y los que, se sienten identificados por los que les prometen; los que toman las palabras de supuestos líderes, sin preocuparse de que las promesas ulteriores se cumplieran. Los que creen a quienes les prometen devolverles su libertad; los que los asocian a ser libres, a ser ambiciosos y no se dan cuenta que son más débiles; los que ingresan a asociaciones “por curiosidad y con la vana esperanza de resolver sus inquietudes políticas”; los que ignoran que serán desanimados al no encontrar respuestas a sus necesidades.

Quién desea participar en la política debe ser guiado, no conducido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario