jueves, 7 de noviembre de 2013

EL RENACIMIENTO

Como la causa y el efecto de la humanidad. Como la innovación completa, sin complejos ni tabúes que la aten a formaciones obscuras antiguas. Como la luz nueva, con mejores actitudes más positivas que la transformen. Como la búsqueda de la verdad mediante la lógica y la razón. Como la renovación total, espiritual, social y económica. Como el florecimiento de todo lo artesanal. Como el olvido de toda tradición al camino de la innovación.

Cuando màs se lee, màs se acaba la propagación de las inquietudes, y se encamina a la liberación, al intercambio de ideas, al mejoramiento de las críticas, a ampliar mejor las vocaciones con mejor diligencia y celo. La instrucción cambia al mundo.

La tesis del renacimiento: todo lo que es humano es también divino. El renacer buscar estando en el momento decisivo de la historia y en el tiempo y lugar debido. En tener las ideas y los proyectos màs originales, las que captan màs la atención.

Hay que logar conjugar la astucia y los femeninos encantos. El trabajo y la astucia traen como consecuencia el éxito. La sensatez y el cuidado dan magníficos resultados. Hay que ser discreto en lo que se administre, hay que saberse mantenerse en secreto. Hay que logar todo renacimiento, toda reforma; toda razón fundada; toda ilustración; toda revolución interna.

Sólo quién se sienta comprometido consigo mismo, logrará con perseverancia lo que necesita.


En el renacimiento, nunca había estado la humanidad tan embriagada por el poder de la palabra escrita, ni nunca antes la palabra escrita había alcanzado a toda la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario