lunes, 21 de abril de 2014

¿SER O NO SER?

Lo que nos corresponde hacer y ser, es cosa guiada y escrita está, solamente hay que descubrirla.

Víctor Hugo, sobre William Shakespeare, define una ventana, un camino, una señal, una flecha para obtenerlo “todo hombre lleva dentro de sí sus miedos. Es libre de subir o no subir a ese terrible promontorio que es el pensamiento. Desde el cual se perciben las tinieblas. Si no va a él permanece en la vida, en la conciencia, en la fe, en la duda ordinaria, y así está bien.

Para el descenso interior es sin duda lo mejor. Si sube a la cima, queda preso en ella. Se le aparecen las profundas olas del prodigio, y nadie puede ver impunemente aquel océano. Se obstina en el abismo absorbente en el sondeo de lo inexplicable, en el abismo de la tierra y de la vida, en la entrada de lo prohibido, en el esfuerzo por palpar lo insuperable, por mirar lo indivisible, de volver allí y vuelve de nuevo, y se acoda. Y se abalanza, y da un paso, después dos, y así como uno penetra en lo impenetrable, y así es como uno avanza en el ensanchamiento sin límites de la condición infinita.


¿Cuál será entonces lo que nos perdemos, si no lo hacemos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada