miércoles, 11 de junio de 2014

EL MARISCAL ELECTORAL EN CAMPAÑA


México tendrá en el año 2015 elecciones federales ordinarias en todos los estados, para elegir a diputados federales y en algunos estados para gobernador, diputados al congreso estatal, presidentes municipales. Diputados locales a la Asamblea Legislativa y a jefes delegacionales en el Distrito Federal.

Aspirantes y candidatos tendrán que conformar un equipo ejecutivo y operativo para llevar una campaña electoral. Invitarán a quién o quiénes cuenten con la experiencia necesaria para la coordinación de las distintas áreas del proceso. Y deberán hacerlo en quién o quiénes tengan también la idoneidad para el cargo y el liderazgo natural para conducir a diversos grupos de militantes y simpatizantes.

Conducir una campaña electoral, no es fácil, se necesita para ello contar con un conjunto de características personales y técnicas para planear, organizar y ejecutar las acciones y estratégicas que se definan.

Un coordinador de campaña, es aquel (a) que cuente con la confianza, el apoyo, las herramientas y los recursos necesarios para el fiel cumplimiento de su labor. Es común el error que el designado cuente solamente con la amistad del candidato (a). Otro que sea recomendado sin conocerlo. Y otro más que sea un pariente.

Cualquiera tiene la facultad de concebir un plan de campaña, lo difícil es realizar y dar forma a lo que se necesita para actuar. Concebir un plan cualquiera es tarea vulgar y adocenada. Trazar un plan aceptable ofrece ya alguna dificultad. Llegar a tener noción precisa, exacta, del mejor de los planes posibles es tarea que solo puede llevar a cabo una inteligencia clara.

Contratar a un excelente mariscal de campo, es la decisión más importante del candidato (a). Hacerlo de la manera más prudente e inteligente, en sí ya lleva una delantera.

Dominar el arte de lo posible, combinar la buena marcha de la campaña, escoger los mejores caminos, llegar el punto destinado, preparar a los equipos, prender la victoria, solo pueden realizarlo los estrategas en cuyo cerebro Dios ha permitido que arda la llama de un intelecto superior.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario