sábado, 12 de julio de 2014

EL AMIGO

Cuando un buen amigo te tienda su mano, aférrate a él porque no sabes cuándo lo necesitaras nuevamente.

Cuando un amigo te traiciona, no lo perdones, espera que corrija su falta y si no lo hace, entonces nunca fue tu amigo.


Cuando un buen amigo se va, no fue porque quiso, sino que no encontró la fuerza que él impulso hacia ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario