miércoles, 29 de octubre de 2014

EXPLICACIÓN NO PEDIDA ACUSACIÓN MANIFIFIESTA


Tardías exposición de motivos expiatorios de dirigentes políticos en el mundo.
Uno el del Partido de la Revolución Democrática en México, por el caso Iguala, Guerrero y el otro por el Jefe del Gobierno español, en el caso de corrupción de sus militantes y funcionarios.
La izquierda mexicana y la derecha en España, exponiendo reparadores consuelos a quienes fueron los depositarios de sus confianzas. Los que dejaron de hacer y dejaron pasar, al indiferente dirigente y al gobernante. A los que, cuando fueron oposición se quejaban de sus contrarios. Y ahora que son gobierno, quiebran el orden y el compromiso que tenían con los mandatarios: la sociedad, y el pueblo que los eligió y designo.
Guerrero es parte de México y España es parte del mundo, entidad federada y país hermano que requieren orden, paz, progreso y honestidad, sin ello será difícil alcanzar lo que la humanidad exige a los líderes, civilidad.   

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario