viernes, 14 de noviembre de 2014

A LAS SIETE

El inicio de la vida de un nuevo ser humano debe ser de regocijo, de alegría, de gran importancia y de trascendencia.

·        A los 7 días de nacido queda rota la unión de la madre con su hijo al separarse de este el cordón umbilical.
·        A los 14 días los ojos del recién nacido siguen el movimiento de una luz.
·        A los 21 días (3 veces 7) el recién nacido mueve la cabeza repasando.
·        Cumplidos los 7 meses le aparecen los primeros dientes.
·    Al cumplir los 14 meses (2 veces 7) se expresa ya con el lenguaje gestual y con sonidos.
·        Al cumplir los 7 años, le salen los segundos dientes y ya controla sus necesidades fisiológicas.
·        A los 14 años (2 veces 7), brota su actividad sexual.
·        Al cumplir los 21 años (3 veces 7), el ser físico está totalmente formado.
·    A los 28 años (4 veces 7), terminado el desarrollo físico, comienza a prevalecer sobre éste lo espiritual.
·   A los 35 años (5 veces 7), alcanza su máxima cota de fuerza y de despliegue de actividades.
·        A los 42 años (6 veces 7), alcanza el máximo de su ambición material.
·   A los 49 años (7 veces 7), alcanza su total prudencia y se inicia la decadencia física.
·        A los 56 años (8 veces 7), lega a la plenitud de su poder intelectual.
·        A los 63 años (9 veces 7), lo espiritual se sobrepone definitivamente a la material.

·        A los 70 años (10 veces 7), comienza la involución mental y sexual y va despareciendo el impulso sexual procreativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario