miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA CRISIS DEL PRD Y LA CAPITAL DE MÉXICO


En 1987, por divergencias en la apertura democrática al interior del PRI, se crea una corriente contraria a los lineamientos institucionales para la postulación del candidato presidencial. Dicha inconformidad opositora se conformó por distinguidos políticos encabezados por el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. El resultado de ello fue el desprendimiento de numerosos militantes que conformaron la llamada Corriente Democratizadora, que dio pie posteriormente al Partido de la Revolución Democrática (con otros partidos y asociaciones afines), siendo su primer presidente el propio Cárdenas.

A partir de su inclusión en la vida política en 1989, el PRD ha ganado posiciones políticas-electorales-legislativas, y de gobierno por la vía del voto y de la representación proporcional.

La vida política-partidista en el PRD, siempre ha sido compleja. La división interna ha sido evidente con la conformación de corrientes (tribus), que han dado pie a defender intereses de grupo que a los fines éticos que su plataforma define. Lo que nos lleva a distinguir que sus triunfos estratégicos se deben más a los errores de sus adversarios que a sus triunfos legítimos.

El PRD ha vivido diversas crisis políticas que han mermado su unidad interna y que les han valido la inconformidad en los estados, ciudades, distritos y municipios, de los ciudadanos para favorecerlos.

Al PRD, sus candidatos presidenciales Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador, lo han posesionado en el ánimo nacional en las campañas presidenciales, tanto en el 2000, 2006 y 2012.

La renuncia del PRD de sus guías (AMLO, en 2012) y de (CCS, en 2014), ha quedado de manifiesto que ese partido todavía joven y que ha ganado gubernaturas, senadurías, diputaciones federales y locales, así como delegaciones y jefaturas delegacionales, tal parece que llegó a su fin.

La capital de la república se ha pintado de colores perredistas desde 1997 y hasta 2015, pero parece que se convertirá en la capital con un mayor equilibrio político, con el ascenso electoral del PAN, del PRI, del PVEM, y de Nueva Alianza.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada