jueves, 4 de diciembre de 2014

EL MANEJO DE CRISIS EN UNA CAMPAÑA ELECTORAL


Se avecinan cuantiosas campañas electorales en el territorio mexicano. Unas diferentes de otras por la importancia de los puestos en juego. En algunas campañas se disputarán diferentes roles de los candidatos (as), ya sea de gobierno, ya de representación legislativa. Pero todas tienen algo en común: las crisis de campaña.

¿Cuál es la crisis de campaña?
No darle solución cuando la campaña no avanza, cuando no transmite, cuando no supera las expectativas del partido, del candidato, y del equipo de campaña. Cuando se empalman funciones, jerarquías, intereses y no se sabe cómo resolverlas. Cuando la opinión pública no responde a las propuestas  y a las invitaciones a participar.

Todo partido político, candidatos, equipo ejecutivo  operativo y técnico electoral, debe estar preparado y capacitado para enfrentarla. Debe contar con las herramientas y los elementos a su alcance y utilizarlos adecuadamente y precisamente para solucionarla en todos sus tipos.

Saber tomar las decisiones rápidas y certeras, es considerar estar preparado y consciente del papel que se juega o se ocupe. Para ello es factible desempolvar al líder que tenemos dentro. ¿Qué tenemos que hacer?
·         Analizar primero la situación de manera eficaz y expedita.
·         Saber el lugar en dónde se esté y el tiempo que se requiera.
·         Saber escuchar y sopesar lo escuchado.
·         Observar fríamente cualquier situación y contar con la información adecuada para soportarla.
·         No dejar que se salga de control. Mantener la calma, los sentidos y acelerar la respuesta de manera inteligente.
·         Invertir lo necesario para solucionarla. Recursos humanos, financieros, talento, etcétera.
·         Calcular los riesgos y la información que se tenga.
·         Mantener claro todo el objetivo y contar con la seguridad hasta termínarla.
·         Contar con los recursos de: quién, cómo, cuándo, dónde, por qué, para qué, con qué, con quién para reaccionar de acuerdo a las circunstancias.
·         Contar siempre con el plan B.
·         Ofrecer siempre la mejor respuesta ante todo planteamiento
·         Actuar siempre con gran responsabilidad.
·         Evitar las fugas de información.
·         Aprender de los errores
·         Identificar el origen de la crisis y aplicar los correctivos necesarios.
·         Contar con los canales adecuados de comunicación, radio, televisión, prensa, revistas, así como con los contactos necesarios (amigos, conocidos, etc.), para atenuarla. Y
·         Identificar a los líderes de opinión y a los detractores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario