jueves, 11 de diciembre de 2014

LA MEJOR CARTA DE PRESENTACIÓN, ES UNA BUENA APARIENCIA

Los candidatos (as), en cualquier proceso electoral, deberán construir una imagen, que no es fácil construirla. Para ello se necesita: voluntad, carácter y disciplina para formarla. Es por ello que todo candidato (a) que aspire a ganar una elección, debe forjarse o reforzar su imagen, si es que quiere impactar al electorado, cualquiera que sea el género que trate.

La imagen personal como estrategia en campaña, cuenta y mucho. La imagen que construimos ejerce fuerte impacto sobre las personas con quienes nos relacionamos profesional o socialmente, e influye a veces en forma definitiva, en el trato que recibimos y damos a los demás.

Para crear una imagen en campaña, de forma estratégica y eficiente, se necesita: promocionarla, difundirla y comunicarla ante los diferentes segmentos ciudadanos. Será transmitiéndola con seguridad y certidumbre e incidiendo en los planos de identidad y credibilidad de los electores. Que sirva para que la identifiquen, se distinga y se posesione de manera positiva en el escenario de la competencia política. Lo que le permitirá llevar de manera inteligente, eficiente y estratégica a distinguirse de los competidores y contar con más rentabilidad electoral.


La imagen conlleva a actuar con conocimiento, sensibilidad, flexibilidad y oportunidad para actuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario