martes, 6 de enero de 2015

EL EQUIPO DE ACCIÓN ELECTORAL

Un buen candidato no gana sino tiene un buen equipo de operación. Un buen equipo de operación electoral no es eficaz si no contiende un buen candidato.

El equipo de colaboradores que debe tener un buen candidato debe jugar como un equipo profesional y no experimentar, ni suplantar y menos simular su actividad diaria. Debe competir para ganar y no solo para aparecer en la escena electoral. Debe tener claro cuál es el reto: ganar y hacer las acciones lo mejor posible. Debe accionar con satisfacción las tareas y las funciones que realice día tras día.

El equipo de operación, debe tener el impulso del maratonista, el entrenamiento del triatleta, la fuerza del montañista. Debe tener esa fuerza poderosa que imana de un líder, no de un coordinador. Debe tener hambre de triunfo y no solo de competencia.

El equipo de acción debe tener la energía y la potencia de sus habilidades. Debe contar siempre con la motivación y el impulso de un guía y no de un ordenador.  Debe contar con las voluntades unidas al conjunto del concierto del proceso y de la jornada electoral.


Un equipo de acción electoral, si no es conminado por un destino, su ánimo de actuación será muy reducido y aminorado. El líder, el guía será de gran utilidad en el resultado de su actuación. Sin ello le resultará fastidioso y apático su proceder. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario