sábado, 17 de enero de 2015

¿LOS AMBIENTES Y LAS PERSONAS TÓXICAS?

El quehacer diario nos permite conocer los ambientes que no deben ser los más adecuados para nuestra salud física ni mental. Reconocer el lugar en dónde estos están ubicados, así como a las personas que debemos evitar, nos debe permitir evaluarlos de tal manera que no permitamos que influyan en nuestro diario acontecer, vivir, desarrollarnos y crecer.
Evitar en la manera de lo posible el ambiente que nos rodea y que nos sea hostil, es enmendar y corregir una mejor decisión para impedir que el daño que nos produce sea el mínimo.

¿Cómo identificar que estamos en un ambiente y con personas tóxicas?

- Aquellas personas que hacen que tu vida sea más estresante, que son las que no necesitas y que en lugar de ayudar te desmotivan. Aquellas que solamente desean desquitarse contigo, usándote. Aquellas que te faltan el respeto, solo engañándote. Aquellas que te sonríen falsamente para conocer tus debilidades y hablar mal de ti cuando te hayas ausente. Aquellas que falsamente se ocupan de ti y que solamente te usan para su inexistente protección. Aquellas que solamente se interesan en crear iguales estereotipos que ellas. Aquellas que te impiden todo progreso, que aparentan escucharte y apoyarte para después utilizar eso a su favor. Aquellas que son de la queja eterna, los que estorban y no dejan avanzar. Aquellas que te buscan para intimidarte, para sentirse superiores. Aquellas que solamente nos comparan con otras personas. Aquellas totalitarias, que necesitan tener el falso control sobre nuestras personas, para sentirse importantes. Aquellas que no saben guardar la secrecía de tu amistad, que confunden el chisme con el comentario.

Debemos evitar, dejar, olvidar todo aquello que nos lastime, que nos haga olvidarnos de nosotros mismos. Lo que no nos permite avanzar y crecer.

Debemos combatir aquellos (as) que solamente necesitan vivir a su manera y dejar de contaminarnos para vivir mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada