sábado, 14 de febrero de 2015

EL ARTE DE LA GUERRA Y LA ESTRUCTURA ELECTORAL

El gran general chino Sun Tzu en su estrategia del Arte de la Guerra, tiene la configuración de un gran ejército de guerreros que aprovechan las debilidades y errores de sus contrarios para obtener la victoria. Aprovechar esta gran experiencia, para que los equipos operativos de una campaña electoral, puedan canalizar sus energías a través de un gran líder que los conduzca a obtener los mejores resultados electorales en una contienda electoral.

- “La victoria de una milicia reside en su cuerpo de élite, su valor reside en el orden, su capacidad reside en la configuración y en el impulso, su ventaja reside en la confianza, su eficacia reside en su guía, su riqueza reside en su regreso rápido, su fuerza reside en dar descanso a la gente, su daño reside en la batalla repetida”.

- “Actuar con integridad es buen recurso para los guerreros. La confianza es una recompensa distinguida para los guerreros. Quienes desprecian la violencia son guerreros aptos para trabajar por los reyes. Quienes vencen a muchos cohortes superan”.
- “Existen cinco condiciones que conducen a la victoria. Son victoriosos quienes tienen un mando autorizado sobre una estructura unificada de poder. Son victoriosos quienes conocen el Camino. Son victoriosos los que vencen a muchos cohortes. Son victoriosos quienes están en armonía con sus más cercanos aliados. Son victoriosos quienes calibran las fuerzas enemigas y miden las dificultades”.

-“Existen cinco cosas que siempre conducen al fracaso. Inhibir al comandante conduce al fracaso. Ignorar el Camino conduce al fracaso. La desobediencia al comandante conduce al fracaso. No vencer a muchos conhortes conduce al fracaso”.

- “La victoria se halla en la consumación de un claro sistema de recompensas, la selección de tropas de élite y la toma de ventajas sobre el enemigo…A esto se llama la seguridad de una gran ventaja militar”.

- “No existe mando sin un liderazgo. Existen tres elementos del orden. El primero es la confianza, el segundo la lealtad, el tercero es la disponibilidad”.

- “Quien dirige una milicia sin la inteligencia adecuada es un engreído. Quien dirige una milicia sin el valor adecuado se valora en exceso. Quien dirige una milicia sin conocer el Camino y entra en batalla repetidamente sin quedar satisfecho sobrevive por suerte”.

-“El comandante es el arco: si su sujeción no es correcta cuando se estira el arco, se producirá un desequilibrio de fuerza y debilidad, que resultará en una falta de armonía, de forma que la fuerza impartida por las dos extremidades del arco será desigual, y de este modo las flechas no alcanzarán el blanco aunque estén equilibradas y tengan un peso adecuado. Si un comandante no armoniza…con éxito, tampoco vencerá al enemigo”.

-“El principio orientador para movilizar a los guerreros y hacer mover a la gente es el platillo de la balanza. El platillo de la balanza es la forma de seleccionar lo sensato y escoger lo bueno. El yin y el yang constituyen los medios de unir a las masas y enfrentar a los adversarios”.

-“Los comandantes con conocimiento de la ciencia militar deben prepararse primero; después pueden lograr el éxito antes de combatir, de forma que no pierdan un posible logro exitoso después de luchar. Por ello, cuando los guerreros salen con éxito y vuelven sin ser heridos, entienden el arte de la guerra”.

- “Los comandantes deben ser justos; si no son justos, carecerán de dignidad. Si carecen de dignidad, carecerán de carisma; si carecen de carisma, sus soldados no se enfrentarán a la muerte por ellos”.

-“Los comandantes deben ser humanos; si no son humanos, sus fuerzas no son eficaces. Si sus fuerzas no son eficaces no lograrán nada”.

-“Los comandantes deben tener integridad, sin integridad no tienen poder. Si no tienen poder, no pueden obtener lo mejor de sus ejércitos”.

-“Los comandantes deben ser dignos de confianza; si no son dignos de confianza, sus órdenes no serán ejecutadas. Si sus órdenes no son ejecutadas, las fuerzas no estarán unificadas. Si las fuerzas armadas no están unificadas, no tendrán éxito”.

-“Los comandantes deben ser superiores en inteligencia. Si no son superiores en inteligencia…sus fuerzas carecerán de resolución”.


Una estructura electoral falla, cuando al considerarse capaces de lo que son incapaces de hacer, la arrogancia, la ambición, la codicia, la impulsividad, la lentitud, la cobardía, la debilidad, la falta de confiabilidad, la falta de resolución, la negligencia, el vicio, el egocentrismo y la indisciplina, los lleva a cometer sinnúmero de errores y los llevará a perder la contienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada