lunes, 1 de junio de 2015

LAS REFORMAS Y EL VOTO

Una administración con un liderazgo carismático, logró con el apoyo irrestricto de dos adalides parlamentarios, y una oposición constructiva, pensante, y de avanzada, la aprobación legislativa de 9 reformas estructurales. No fue un triunfo de uno solo, sino de un conjunto de proyección de intereses nacionales, los que le dieron valor y sustento a dichas transformaciones para el país.

No tenemos que votar por lo que no va a suceder. Votemos por lo que tenemos y que lo disfrutemos. El cambio no inicia el 8 de junio, el cambio llegó en el 2012. Busquemos en las reformas estructurales los beneficios que traen y no dejarles nuestro futuro y “el cambio” a los demás.

Encontremos la solución a nuestros problemas nacionales con las reformas de telecomunicaciones y de Competencia Económica (del 11 de junio de 2013); la Penal (del 8 de octubre de 2013); la Energética (20 de diciembre de 2013); la Financiera (10 de enero de 2014); de Transparencia (7 de febrero de 2014); la Política-Electoral (1º de febrero de 2014).

Tú voto debe consolidar las reformas en el Congreso de la Unión. Fortalecer la construcción de lo ya hecho y fincar un mejor presente más promisorio.


México no puede cambiar cada tres o cada seis años. Votemos dándole valor a nuestra participación, para demandar el país que queremos y a los gobernantes y representantes que requerimos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario