martes, 8 de diciembre de 2015

ALL RIGHT


A solas con uno mismo en el sigilo nocturno, podemos asignarnos las reglas del silencio: examinar la conciencia y acudir a la oración cálida. Sumergirnos en nuestros pensamientos más profundos de nuestra mente y corazón. Y preguntarnos ¿Qué he hecho hoy? ¿Qué he omitido de lo que había de hacer?

Antes de dormir pidamos cuentas a nuestra conciencia, al hacerlo todos los días, cambiaremos el día a día, San Juan Crisóstomo.

En los grandes trasatlánticos, hacia el atardecer, cuando los viajeros se retiran a descansar, un marino de vista aguda sube a la cota y, después de recorrer con mirada escudriñadora la vasta llanura de las aguas, con voz lenta, prolongada, grita: All right “todo está en orden” así también tenemos que hacerlo cada noche. Dediquemos un momento a la meditación, e iluminemos nuestro ser.

No dejemos que los gusanos de los pensamientos negativos invadan nuestro sueño. Al conocer las causas de lo que hacemos y dejamos de hacer, será elevar lo mejor de nuestros pensamientos. Mons. Thot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada