sábado, 20 de febrero de 2016

EL VALOR

Un día normal. Un amanecer alegre. Un trinar de agradecimiento. El esperar ser cuidado y procurado. Una adecuada limpieza. Un descuido y se ciega la esperanza de volver a vivir. El valorar nuestra vida y la de los demás es cumplir con el compromiso de la vida. La cualidad del valor hacia uno y hacia los demás, es imprescindible. El ser siempre agradecido y procurado es alegrar el instante de nuestra vida y la de los demás. Recordar es vivir, sí, siempre que los recuerdos sean positivos y de enseñanza.
Al recuerdo de STEFANO, al que el valor del agradecimiento estaba en su trinar y en su alegría.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario