jueves, 22 de septiembre de 2016

ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA



Ninguna elección es igual que otra. Lo que suceda y se haga en una es banal en otra. Los candidatos son diferentes y las circunstancias cambian. Las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica siempre han y serán importantes para el resto del mundo. Se considera la personalidad de los contendientes y su posicionamiento tanto nacional como internacional.

El proceso electoral es único y en él se desarrollan las elecciones a través de cada estado federado. El resultado es evaluado por un Colegio Electoral que define al ganador de la contienda. Regularmente el partido que gana en un estado se lleva los puntos y/o delegados. El Colegio Electoral se integra por 538 miembros y ganará quien consiga más de la mitad más uno (270).

Se considera quien gane Florida, se lleva la elección (quien tiene 29 votos). Pero también cuenta y mucho (por el voto latino), California (con 55); Texas (con 38); además de Nueva York (con 29); Pensilvania e Illinois (con 20); Ohio (con 18); Carolina del Norte y Michigan (con 16); Georgia (con 15); Nueva Jersey (con 14); Virginia (con 13); Washington (con 12); Arizona, Indiana, Massachusetts y Tennessee (con 11); Wisconsin, Maryland, Minnesota, Misuri (con 10 y el resto menor a 10.

Hay estados donde tanto demócratas como republicanos, han ganado tradicionalmente y, que seguramente mantendrán o tratarán de ganarle al contrario.

La elección norteamericana tal vez sea el reality show mundial. Dónde más allá de los contendientes, lo importante es cómo llega el ganador, que garantías ofrece, el valor de la propuesta y la seguridad de sus habitantes y coterráneos en el mundo.  

Las elecciones presidenciales norteamericanas serán el martes 8 de noviembre de 2016, será las 58 elecciones que se realicen. Los debates venideros de: septiembre 26; octubre 9 y 19, serán cruciales en el juego de las apuestas y de las encuestas. Ahí se gana y se pierden los puntos fundamentales de la elección. Se podrá hacer una campaña aire-tierra en el tiempo de la campaña exitosa, pero, el cómo me veo, como me ven, cómo me escuchan, las respuestas atinadas o no, serán fundamentales para el elector y claro para los candidatos.

La candidata demócrata llego a la nominación con 1807 delgados de los 2,383 exigidos por el partido demócrata. Trump llegó con 1144 de los 1,237 exigidos por el partido republicano.

Ideologías y programas pueden dejar su lugar a personalidades y carismas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada