martes, 20 de diciembre de 2016

ESTRATEGIA Y TÁCTICA

En común acuerdo con mi amigo Daniel Eskibel, analista internacional en materia política electoral, coincidimos que las campañas electorales no solo revisten a un candidato, sino que de no llevarse a buen puerto su planificación, organización y ejecución adecuada; y de no leer el librito de acuerdo a las expectativas ésta no tendría razón de ganar.
Daniel Eskibel escribió:
2016 vio caer en el abismo a muchos que parecían ganadores:
·         Hillary Clinton y el Partido Demócrata fueron derrotados por Donald Trump.
·         El gobierno de Colombia llegó a un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC pero perdió el plebiscito para consolidarlo.
·         Los británicos que aspiraban a seguir formando parte de Europa se hundieron en el Brexit.

¿Inesperado?
¿Casual?
¿Errores en la campaña electoral?
Mi tesis es que este tipo de derrotas casi nunca es un problema táctico, de corto plazo. Casi siempre es un problema estratégico, de mediano y largo plazo.
No son los eventos de último momento ni los errores coyunturales ni la propia campaña electoral en sí misma. El problema es la estrategia.
Las derrotas electorales no surgen de la nada por generación espontánea. Las derrotas se construyen con paciencia y esmero durante largo tiempo. Y la campaña electoral solo permite cosechar lo gestado por lo menos 2 o 3 años antes.
2017 traerá nuevas derrotas. Y cuando busquemos sus raíces las vamos a encontrar un par de años antes. En ese momento crucial en el cual los partidos políticos realizan su set de acciones autodestructivas.
Pero 2017 traerá otra cosa: partidos políticos asegurando desde ya su derrota en 2018, 2019 o 2020. Desde ya. Empeñados, sin saberlo, en caer ellos también al abismo.
¿Qué harán en 2017 los partidos políticos que caminan hacia la derrota?
El camino de la derrota está empedrado de buenas intenciones y de acciones autodestructivas. Veamos las 12 acciones autodestructivas que los partidos políticos harán en 2017:
1.      Confiarán en su olfato, su intuición y su experiencia política más que en investigaciones cuantitativas y cualitativas del mercado electoral.
2.      Pensarán en términos de datos duros y variables exclusivamente demográficas y sociológicas, sin profundizar en la psicología del electorado.
3.      Tendrán una estrategia sin documentar por escrito.
4.      Vivirán obsesionados con la coyuntura, con la táctica, con los títulos del periódico y del telediario de mañana.
5.      Convertirán a sus rivales en el punto focal de la atención del público.
6.      Sacrificarán su estrategia de largo plazo en aras de lograr aparentes beneficios tácticos inmediatos.
7.      Estarán focalizados más en los problemas políticos que en los problemas que viven cotidianamente las personas
8.      Construirán un mensaje narcisista centrado en ellos mismos más que en los destinatarios de su comunicación política.
9.      Se verán a sí mismos solo como partidos políticos y no como centros productores y distribuidores de contenidos políticos.
10.  Decidirán que el mejor momento para invertir dinero en su campaña política será durante el año electoral mismo.
11.  Soñarán con espléndidos comerciales de televisión que llegarán en su rescate en la recta final de la campaña electoral.
12.  Verán al adversario que los va a derrotar y dirán que es imposible perder con ese candidato.
Los partidos que realicen estas acciones lo harán con convicción, casi con alegría. Para ellos es claro: así se hicieron siempre las cosas y así se seguirán haciendo.
Punto final.
Y todo queda claro. ¿Claro?
Pues…no. Que no. Que mientras piensan y hacen de este modo, uno de sus rivales seguramente está buscando un camino diferente. Tal vez sea ese, justamente, el rival que los derrote.
Ey!
¿Llegaste hasta acá en la lectura pero estás convencido de todos modos de realizar las 12 acciones que señalo?
Pues bien. Estás en tu derecho. Adelante. Pero no digas que no te lo advertí.
Ahora bien: si no quieres que tu partido político convierta al año 2017 en el cimiento de su futura derrota, pues entonces tienes que hacer algo.
¿Qué hacer?
Pues para comenzar, comparte este artículo con dirigentes y activistas de tu partido. Da una señal de alerta. Ayuda a pensar más en términos de estrategia política y de largo plazo cuando casi todos se hunden en la táctica y el corto plazo.

El Compendio Estrategia y Táctica de Oscar Méndez Orihuela ayudará a quien lo necesite, a encontrar el camino que se debe andar hacia una mejor expectativa política-electoral venidera.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario