viernes, 28 de abril de 2017

DE CÓDIGO A CÓDIGO!


Que mejor entenderse con quien sigue las reglas para comprender un mensaje y combatir así al que las viole.

Hay reglas que no pueden ser violadas y una de ellas es la confianza.

Cuando alguien jura se compromete a ser distinto, además de único. Pero hay quienes olvidan ese compromiso y caen en la traición.

Hay quienes castigan al juramentado con penas severas, porque creen en la justicia y la aplican con mayor rigor que al que las ignora.

El que se dice iniciado y no cumple, luego entonces viola el precepto de la conducta y la lealtad. El saludo por sí no significa impunidad.

El que sabe no habla, pero también hay que castigar aquel o aquellos que aún demostrada la lealtad y el compromiso del sujeto no cumplieron con la reciprocidad y fallaron y, de estos hay quienes ocupan cargos importantes.

No hay que pasar como antaño por los baños de sangre, hay que saber e identificar quien sí y a quién no.

Identifiquemos a los violadores de la norma, saber quiénes son y exhibámoslos en el paredón  de la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario