miércoles, 5 de julio de 2017

EL HIPÓDROMO POLÍTICO


“Caballo que alcanza gana”, se dice en el argot político.

Tal vez en esa máxima política aristotélica “animal político”

“La pista estuvo sola para un solo caballo durante 12 años”, dicen los que escuchan de un aspirante presidencial.

“El caballo que estaba solo en la pista sin jinete”, ganó solamente en el imaginario conocimiento de la misma”.

Aquel que va a las carreras deportivas equinas, da cuenta del historial, alzada, jinete del caballo que compite y apuesta.

El arrancadero se integra de 6 salidas, seis equinos-jinetes y da a una pista delineada de líneas marcadas con blanco.

¿El jinete que aprendió a conocer la pista solo, ganará?

¿Caballos-jinetes que conocerán por primera vez la pista lo harán?.

¡La alzada, el cuidado, la alimentación, el alcance de miras, la preparación, el deseo de ganar-ganar del caballo-jinete, lo harán aquellos que poseen solo ello; o el que tenga más posibilidades además de ello y que lo lleven a ganar!

Si hay una verdadera democracia, el que gane, será el que los electores decidan, no hay más.


2018, ya comenzó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario