sábado, 1 de julio de 2017

LA HUMANIDAD Y LA SABIDURÍA


A los sabios, inteligentes, astutos, buenos, a la humanidad responsable.

A los tontos, insensatos, mentirosos y malos.

La sabiduría asegura vida y bienestar.

“No se pude ser inferior sin estudio ni superior con ellos, lo importantes es como conducirse con lealtad”.

¿Cómo lograr la sabiduría, como obtener la instrucción  y la inteligencia? Será lograr enseñar a la humanidad la justicia y la rectitud, la sencillez y la prudencia, con ciencia y reflexión.

El sabio escucha e incrementa su saber y usa la inteligencia para dirigir a los demás.

¡Guardar de no caer en las trampas de los malosos y esperar que las mismas atrapen a quien las construyen!

Guárdate de la violencia, pues aniquila a quien la incita.

Levanta siempre la voz al ver, escuchar una injusticia.

Los orgullosos y tontos caen cuando la verdad aparezca.

El que no escucha consejos sanos y las advertencias, les llegará la catástrofe, el huracán del terror y, el torbellino de las desdichas y les alcanzará la angustia y la opresión.

La sabiduría es para atenderla y no descuidarla; hacerla cuando se necesita y no obedecerla, es que no responderá. Olvidarla y rechazarla es omitir la verdad.

Nunca hay que omitir las enseñanzas positivas y aplicarlas en bien para los demás.

Feliz la humanidad que ha hallado la sabiduría. Dichosa sea la persona que adquiere la inteligencia. Es mejor poseerlas que el dinero. No existe tesoro más preciado y nada de lo que se codicia se le comparan.

La sabiduría da larga vida, riqueza u honores. Guía a los caminos de la paz.

Quién siembre su árbol, crecerá junto a él y dará más frutos.

La sabiduría trae reflexión y prudencia.

Los ojos soberbios, la lengua mentirosa, las manos que derraman sangre inocente, corazón perverso, pies que corren hacia el mal, testigo falso y calumnioso y el discordante entre hermanos. Serán la presa de sus propias maldades y se perderán cuando uno de sus muchos errores llegue al colmo.

Tuyos serán la sabiduría, el consejo, la cordura, la prudencia y la fuerza.

Con la sabiduría se multiplicarán tus días y se añadirán años a tu vida.

Si te haces sabio lo serás y todo provecho acudirá a ti; si te hacer burlón, solo lo pagarás.

La torpeza es impulsiva y simplona y sus invitados se van al abismo del sepulcro.

El que obra con franqueza va seguro, el que sigue caminos torcidos será castigado.

La sabiduría trae previsión, seguridad personal, perseverancia, evita a cualquiera, es justicia, sabe perdonar, es dueño de su lengua, de su espíritu.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario