viernes, 5 de agosto de 2011

LAS NUEVAS GENERACIONES Y EL PODER…

Dice MARRARO NAVARRO: el hombre vale, no por lo que es, sino por lo que puede llegar a ser.

Las nuevas generaciones políticas deben encaminarse a un mejor desarrollo. Desarrollo que implique que ellas deben incentivar la innovación donde se desarrollan.

Si la disciplina es la capacidad del orden y la subordinación en lo que sé hace, el poder implica desarrollarla.

Como enseñanza el poder, es formativo. El poder de la voluntad es la fuerza que imprimimos en lo que hacemos. El poder es el vigor que desarrollamos con ánimo en lo que queremos y deseamos lograr. El poder es la potencia que impulsamos en lo que nos gusta hacer.

El poder es la facultad para hacer una cosa, el dominio e influencia para lograrla.

Al tener un objetivo, éste no debe dejar ni un solo espacio e influencia para lograrlo.

El poder deberá incluir todas las actividades que se realicen de tal forma que no se quede nada sin ser tomado en cuenta, para que no se obstaculice el buen desarrollo de la eficacia.

El poder debe ser flexible para impedir que la rigidez pueda impedir la realización de toda actividad que requiera de más tiempo.

La importancia del poder, es considerar los imprevistos que puedan afectar su cumplimiento.

El poder es el conducto para obtener y lograr las metas y los proyectos fijados.

El poder es no improvisar, hay que formarse la costumbre de revisar lo que se proyecta y observar la factibilidad para realizarlo.

El poder es alcanzar las actividades fijadas, y realizarlas mediante la revisión que se proyecta.

El poder es aplicar y revisar lo que hacemos para mejorarlo.

Las nuevas generaciones, deben ser creadoras, productoras.

Las nuevas generaciones deben tener visión ‘hacía donde se quiere llegar?

Las nuevas generaciones deben tener una misión, como la realización personal, con el desarrollo en la vida, con la formación como ejemplo.

Las nuevas generaciones deben tener roles distintos y que estén guiados siempre por una visión y una misión.

Las nuevas generaciones deberán alcanzar los fines que se propongan, contando con la guía adecuada y el de aprender más y mejor.

Las nuevas generaciones deben tener las metas, como los objetivos concretos que se tienen para logar la finalidad o visión; los mínimos para alcanzar los objetivos; los máximos para cumplir; lo máximo o aquello que se considera lo más que se pueda lograr.

Las nuevas generaciones tienen que tener la capacidad para logar los compromisos, tener una misión, el de saber a dónde se va, el de establecer metas, el basarse en la congruencia y entereza personal.

La urgencia y la importancia

Las nuevas generaciones deben considerar cuando se exige o se les exige.

Muchas de las actividades que desarrollamos están más en función de las exigencias de las personas que nos rodean, que de nuestras propia necesidades.

La importancia de la urgencia y la importancia que le imprimamos a nuestras acciones, debe estar en un proyecto de vida, lo que debemos alcanzar y con un rol que debamos desempeñar.

¿Qué es lo urgente e importante, lo urgente y no importante, lo no urgente e importante, y lo no urgente y no importante?

Las nuevas generaciones tienen que valorar las actividades que otras personas les exigen o les demandan su atención y que no contribuyen poco o nada al desarrollo personal y que pueden quitar tiempo.

Las nuevas generaciones con poder, deben encuadrar todas aquellas actividades con planeación, que crean valor, que mejoren lo que hacen y que les permita actuar y crecer.

Las nuevas generaciones con poder, deben planear el tiempo de una forma más adecuada, con prioridades, basadas en una misión y una visión.

Las nuevas generaciones con poder deben tener la capacidad de logar los resultados que se demanden y los objetivos que se propongan.

Las nuevas generaciones con poder, deben tener la capacidad de relacionar adecuadamente los recursos que se tengan y se emplean en el logro de los mejores resultados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario