Quien es quien de los secretarios particulares en México

Quien es quien de los secretarios particulares en México
270 años de historia

viernes, 29 de junio de 2018

EL CONGRESO ESTATAL



En México hay 32 entidades federativas; 31 gobernadores y un jefe de Gobierno en la CDMX.

En 2018 habrá elección presidencial, legislativa, estatal, distrital y municipal en el país.

En el ámbito estatal el Poder Legislativo es unicameral, es decir de una sola cámara. Las legislaturas se depositan en una asamblea denominada Congreso del Estado o Congreso Local, de diputados.

En 2018 nacerá el primer congreso legislativo en la CDMX y con ello el último de la federación mexicana.

Toda reforma constitucional deberá ser aprobada por las dos terceras partes del Congreso de la Unión, y, que esta (s) sean aprobadas por la mayoría de los legisladores de los estados; es decir 17, como lo mandata el artículo 35 constitucional.

Además de la elección presidencial, de la elección de diputados federales y de senadores, también en 27 entidades (el 84.37%) tendrán renovación de sus congresos estatales:

ENTIDAD
PARTIDO GOBERNANTE
AGUASCALIENTES
PAN
BAJA CALIFORNIA SUR
PAN
CAMPECHE
PRI
CHIAPAS
PVEM
CHIHUAHUA
PAN
CDMX
PRD
COLIMA
PRI
DURANGO
PAN
ESTADO DE MÉXICO
PRI
GUANAJUATO
PAN
GUERRERO
PRI
HIDALGO
PRI
JALISCO
PRI
MICHOACÁN
PRD
MORELOS
PRD
NUEVO LEÓN
INDEPENDIENTE
OAXACA
PRI
PUEBLA
PAN
QUERÉTARO
PAN
SAN LUIS POTOSÍ
PRI
SINALOA
PRI
SONORA
PRI
TABASCO
PRD
TLAXCALA
PRI
VERACRUZ
PAN
YUCATÁN
PRI
ZACATECAS
PRI





·         PAN: 8 (25%)
·         PRI: 13 (37%)
·         PRD: 4 (12.5%)
·         PVEM: 1 (3%)
·         INDEPENDIENTE: 1 (3%)

En 2018 aunado a la elección presidencial también se tendrá cambio de gobierno estatal en:

ENTIDAD
PARTIDO GOBERNANTE
CHIAPAS
PVEM
CDMX
PRD
GUANAJUATO
PAN
JALISCO
PRI
MORELOS
PRD
PUEBLA
PAN
TABASCO
PRD
YUCATÁN
PRI
VERACRUZ
PAN

9 entidades que jugarán un rol importante en la gobernabilidad del país.

Toda reforma constitucional que se haga y/o se reforme en México, tendrá que pasar por los congresos estatales. Partido (s) que tenga una gran mayoría en estos y que sea (n) contrario (s) al ejecutivo federal, ¿qué podría ser éste para bienestar de la población, del Estado y de la Nación en su conjunto? En 2018-2024.

lunes, 25 de junio de 2018

¿LA PRIMERA VEZ?




Más de cuatro millones de jóvenes (mujeres y hombres) en México, le darán el SÍ a su primera vez.

Cuando uno se decide por esa primera vez a hacer cualquier cosa, piensa que va a hacer, como lo va a hacer y si será una grata experiencia. Esta primera vez es la que perdura por siempre.

¿Cuántos de estos jóvenes repetirán esa experiencia?

Para experimentar una mejor culminación electoral, estos cuatro millones de jóvenes mexicanos que así lo decidan por votar por primera vez y vivan esa experiencia, tendrán que observar estas tres propuestas:

-       ¿Qué tipo de propuesta (viable) tiene el candidato de su preferencia y que más le favorece como elector primerizo?

-       ¿Qué candidato y de qué partido le proyecta mayor confianza?

-       ¿Qué partido político por sí o por interpósita persona le garantiza el respeto institucional, la democracia y el desarrollo en todo ámbito?

Entre 35 a 40 millones de jóvenes votaran por su segunda y, tercera vez. Este voto útil lo requieren para ganar todo candidato y partido político que se precie de serlo.

¿En 2018 será que el voto joven lleve al poder al hombre que gobernará a México 2018-2024? De ser así entonces será la primera vez que eso suceda y se empate con el sector que ha decidido elecciones: los adultos mayores, los que llevan más de seis elecciones votando.

Sera el voto que se requiere para mejorar las cosas que se necesitan en el país, lo veremos el 1o. de julio.

Dejar huella es ser perenne en la existencia diaria. La primera vez no solo es aventura, es experiencia, placer e iniciativa. 



miércoles, 20 de junio de 2018

UNA NUEVA OPOSICIÓN



El resultado en la elección presidencial de 2018 en México, será que habrá un ganador y una nueva oposición.

Esta grande, mediana o chica oposición en el congreso mexicano, deberá actuar como el contrapeso necesario y vital en su actuar y con la madurez y conciencia que lo sea y que no se lo crea solamente.

Regularmente en el juego de las posiciones en el congreso  mexicano, la oposición siempre gana más que lo que obtuvo por la vía electoral. Y será en ese sentido que su participación sea más prepositiva y con mejores miras.

Los actores políticos que integraran esa “nueva oposición”, deberán refrendar el apoyo ciudadano que se les fue manifestado, hallan llegado por elección o por votación.

Una oposición madura, consciente, visionaria, con compromiso es lo que necesita el ciudadano.

El diálogo, el debate, el consenso y el fundamento, deberán ser los haberes cotidianos en el trabajo de los diputados y senadores en comisiones  y en su participación en los debates ante los plenos del congreso de la unión.

Fortalecer las iniciativas que favorezcan el desarrollo económico, social, cultural, científico, comercial, empresarial, industrial, de educación, deberán ser las premisas de los nuevos legisladores.

Una oposición responsable es el espejo internacional del país, y el equilibrio necesario institucional que el nuevo gobierno requerirá.

Tener una oposición sumisa, oprimida, sin talento e iniciativa, solo tendrá como consecuencia el rechazo, la ironía y de más de lo mismo que se debe evitar y desterrar.


sábado, 16 de junio de 2018

ANALOGÍAS Y CONTRAPESOS!




Hay similitudes entre dos hombres de la llamada izquierda mexicana, en cuanto a su intención de ser presidentes de México, observemos algunas:

Desde 1987 hasta 2018, en México ha habido ¿dos candidatos presidenciales de izquierda? Ambos personajes disímbolos entre sí.

Uno nacido en la ciudad de México (Cuauhtémoc Cárdenas), otro en el estado de Tabasco (Andrés Manuel López Obrador).

Cárdenas fue candidato presidencial en tres ocasiones: 1988-1994 y el 2000. Obrador va también por la tercera: 2006-2012 y 2018.

Ambos fueron presidentes nacionales del Partido de la Revolución Democrática.

En 1988 se alegó por parte del señor Cárdenas fraude en el proceso electoral de 1988; en 2006 el señor López.

Ambos profesan a un mismo tlatoani político: Lázaro Cárdenas.

En México no ha sido gobernado por un “izquierdista”, considerando a esté como su punto central de igualdad social frente a la derecha política que considera las diferencias sociales como algo inevitable, normal o natural.

Dos personajes emanados del Partido Revolucionario Institucional.

Gobernantes, uno de la entidad de su padre Michoacán y de la ciudad de México, y el otro también de la ciudad de México.

Ambos políticos han recorrido el territorio nacional como pocas personas y políticos. Su posicionamiento y grado de conocimiento de la geografía y de sus problemas es sinigual.

Los vecinos estadounidenses podrán aceptar a un político gobernante mexicano de “izquierda”; el mundo hace mucho tiempo SÍ.

El conocimiento que se tiene de un candidato no es necesariamente el que gane una contienda electoral.

La inconformidad ciudadana juega un papel crucial en toda elección.

¿Se acabaría el mundo político mexicano?, si por primera vez llega alguien distinto al “centro o de la derecha como ya aconteció”.

¡Similitudes y contrapesos!.

miércoles, 6 de junio de 2018

¿70 %?



·         Según un estudio del Instituto Nacional Electoral mexicano (INE), la participación ciudadana para la elección del 1º de julio de 2018, será del 70 por ciento.
·         ¿Realmente será una participación ciudadana copiosa? ¿Lo será también la votación?
·         De alcanzar el porcentaje de participación, entonces la votación estaría alrededor de: 62 millones 385 mil. 347 ciudadanos sufragando.
·         El candidato presidencial que quiera ganar la elección, tendrá que hacerlo con más del 35% (50% del porcentaje de participación), de la votación emitida; es decir: 21 millones 834 mil. 871 votos; o bien con el 40% que representa: 24 millones 954 mil 139 votos y para asegurarse la gobernabilidad y alcanzar con ambas cifras la votación y la participación electoral histórica.
·         Si la diferencia entre una votación y otra en la elección presidencial, fuera menor del 5%, creo que se podría impugnar la votación y llegar al empate técnico.
·         El candidato presidencial y sus equipos operativos deberán mostrar una gran operación, fina, inteligente y muy efectiva para llevar al mayor número de mexicanos a un estadio mayor de satisfacción.
·         Y de ser así entonces la ciudadanía tendría mejores elementos para demandar mejores niveles de bienestar social y económico al primer mandatario de la nación.

lunes, 4 de junio de 2018

¡EL VALOR DEL VOTO!



El elector mexicano tiene en su decisión, el valor más importante en el día “D”, el de la elección del 1º de julio de 2018.

Para ello tiene que considerar la diferencia entre un candidato, un partido político de otro.

No en la “persuasión ni el convencimiento” que fue objeto por parte de candidatos y partidos políticos.

El voto calculado debe ir hacia el crecimiento, hacia el desarrollo y a la mira de alturas.

Su decisión debe ser enfocada al “cambio”, Sí, pero de paradigmas, de enfoque de país, de entidad, de municipio, de distrito, de alcaldía, etc.

Hay quién ha sido candidato por diversos partidos por conveniencia, no por enfoque al crecimiento y al desarrollo social y económico del lugar que ha representado.

El valor del voto no es de momento, no es de unos cuantos pesos, no es de vividores momentáneos, es el fortalecimiento del presente y el aseguramiento del futuro personal, colectivo y como nación.

El votar en conciencia es saber con quién contar, no a quien confiárselo.
Abonar a los partidos (prerrogativas partidistas), es dejárselo  a las dirigencias para su disfrute y acomodo; ese el voto partidista, no el inteligente.

Lograr un mejor nivel de vida, seguridad, empleo, garantías sociales, es el enfoque de una mejor decisión.

El primero de julio de 2018 en México, se eligen no solo a un mandatario, sino también a quien lo acompañaran; es decir a un mandante. A gobernadores no a virreyes; a representantes populares, no a exquisitos; a presidentes municipales y alcaldes, no a mini reyes.

La transformación hacia el desarrollo, al crecimiento económico y hacia la evolución personal, no es tarea de políticos, es obligación del mandante y ese es el valor del voto.