lunes, 3 de octubre de 2011

EL ELECTOR INDEPENDIENTE, ¿FACTOR DE TRIUNFO DE UNA ELECCIÓN?

Diversos candidatos a cargos de representación popular para las próximas elecciones federales, estatales, municipales, delegacionales y distritales que se celebrarán en México en 2012, señalarán en diversos foros sus preferencias en electores que los puedan posesionar y ayudar a ganar.

Cada cual tendrá sus propias expectativas y estrategias. Lo que sí hoy es importante poner en antecedente al elector en donde se ubicará y qué tipo de orientación requerirá para que la estrategia que integre el candidato y su equipo de campaña lo identifique.

El voto duro de los partidos políticos ya no será una panacea para ningún candidato (a), se necesitara más que eso para ser competitivo y lograr ganar una contienda.

Hoy una elección se gana con aquellos blancos estratégicos naturales, es decir aquellos segmentos del electorado que se muestran, o parecen ser, más permeables a las ideas y programas, pero más también de imagen del candidato (a) y después la de un partido político.

Blancos estratégicos denominados el voto independiente. Qué son los más que abundan en cualquier elección.

Este voto independiente, será el voto estratégico que los candidatos (as) busquen con mayor precisión y gasto.

Para poder ganar una elección habrá que trascender a los blancos estratégicos naturales, sin descuidar en nada al voto duro para que no implique correr riesgos de defraudar a los electores supuestamente seguros.

Por lo que una estrategia a seguir será: generar una mayor cantidad de recursos a éste último segmento en los inicios y final de la campaña, para luego dirigirse a sectores menos comprometidos y más independientes.

Para poder influir en éste segmento independiente de población electoral estratégico, se tendrá que saber con precisión ¿Quiénes son?, ¿dónde están? conocerlos, cómo piensan, tratarlos y de qué manera tomarán sus decisiones de voto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario