lunes, 10 de octubre de 2011

LA SEDUCCIÓN EN LAS ELECCIONES



¿Qué es la seducción?


Se considera como el acto de inducir y persuadir a alguien con el fin de modificar su opinión o hacerle adoptar un determinado comportamiento según la voluntad del que seduce.

Así en una elección electoral, cualquiera que ésta sea y de la posición que se busca, la seducción deberá estar muy en boga en candidatos (as) que busquen allegarse de los votos necesarios para obtener un mejor resultado.

El candidato (a) piense lo que piense, diga lo que diga, haga lo que haga, la seducción será un elemento de gran valor, para su campaña electoral. Ya que será a través de ésta como conquistar el voto no importando el género que trate.

Los candidatos (as) que presuman contar con carisma y aquellos que no la tienen tanto, necesitarán contar con esta valiosa herramienta natural, que bien desarrollada les traerá buenos dividendos.

El atraer al votante, es el único propósito que debe guiar a un candidato (a) y sus equipos de trabajo en una campaña electoral.

¿Cómo atraer al votante?

Será a través del modo de ser, de pensar, de proponer, de atender, de guiar; de las formas de educación, de trato, de comportarse; el modo de entender que es lo que quiere el elector.

La seducción será un elemento clave para construir una imagen positiva en candidatos (as) y equipos de campaña. Será la saber utilizar cada detalle de persuasión, el mensaje no verbal del cuerpo, la forma de vestirse, la loción, el perfume, el lenguaje, el tono de voz, el saludo, la postura, la propuesta, etcétera.

Los candidatos (as), que logren superar las viejas prácticas de persuasión, aprenderán a utilizar los sentidos de ubicación, de destreza, a través de sus sentidos naturales, cómo son: cómo los ven, cómo los escuchan, cómo los perciben y cómo los destacan. Y será también como utilizarlos de manera más eficaz en cada ocasión y en cada género que traten.

La seducción en las elecciones electorales, deberá ubicarse en el contexto, de cómo mirar, la sonrisa y la actitud para saber facilitar la respuesta del elector.

Todo candidato (a) triunfador (a), deberá además contar y proyectar una gran seguridad. Para así estar convencidos y persuadir que las cualidades que tenga: las físicas, las intelectuales y las morales, logren interesar a todo tipo de elector y más aquellos que no tienen partido que son la mayoría. Por lo que la seguridad sobre lo que se hace, piensa y siente, se evitará el miedo al rechazo, la timidez y las posibles vergüenzas que se pasan en una campaña electoral.

La seguridad con que se manejen los candidatos (as) en una campaña electoral será fundamental ya que nace del conocimiento de ellos mismos y así podrán permitirse cumplir con todo aquello que se propongan.

La seducción y la seguridad con que se muestren los candidatos (as), deberá ser:

 Nunca aparte su mirada de sus interlocutores.

 Emplear tonos de voz, seguros y firmes para hacerse escuchar.

 Hablar sosegadamente sin balbúcenos ni gestos excesivos.

 Escuchar con atención.

 Elegir lo que se maneje con propiedad y no apartarse de ello a la primera desaliento que surja.

 No criticar a alguien que no esté presente.

La vestimenta juega y ha jugado un rol añadido e importante en la seducción electoral. Ya que la vestimenta tiene una trascendencia social y sirve para identificar y jerarquizar a las personas. Utilice solamente los utensilios necesarios y no ostentosos.

La seducción en una campaña electoral deberá ser el factor importante que todo contendiente deberá desarrollar si quiere conquistar a ese gran público que se llama elector y votante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada