martes, 28 de junio de 2011

LOS MAQUIAVELISTAS Y LOS MAQUIAVELOS

Existen políticos pragmáticos que al estudiar a Maquiavelo, han llevado fielmente sus enseñanzas al cargo y al poder obtenido. También existen los aprendices los que sólo imitan y admiran sin aprender a los grandes que las aplican. Maquiavelo fue, es y seguirá siendo guía y mentor virtual de muchos, por la herencia que a legado a la política a través de sus escritos y obras. Es por ello que describimos lo interesante de su obra crítica, en las que sus autores, críticos, traductores y estudiosos refieren del florentino egregio, así:

 Hay que saber con talento político y administrativo, el término de las crueldades y ganarse el afecto…

 Quien hace un mal es más censurable que el que sólo quiso hacerlo…

 Los grandes de este mundo leen bien poco cuando leen…

 Los hombres no obran jamás el bien, a no ser por necesidad…

 Se debe siempre pedir consejo, pero cuando se considera conveniente y no cuando lo consideran conveniente los demás…

 Debe preguntar a menudo y a escuchar con paciencia…

 Alguien que no es sabio no puede ser bien aconsejado y, por ende, no puede gobernar a menos que se ponga bajo tutela de un hombre muy prudente que lo guié en todo…

 No confié ciegamente en la fortuna, ya que perece en cuanto ella cambia…

 Debe obrar y no solamente hacer…

 Un cambio deja siempre la piedra angular para la edificación de otro…

 El que ayuda a otro a hacerse poderoso causa su propia ruina…porque es natural que el que se ha vuelto poderoso recele de la misma astucia o de la misma fuerza gracias a las cuales se le ha ayudado…

 No depender de la fortuna y las armas ajenas…

 Hay que saber disimular bien los propósitos…

 Nunca oculte el pensamiento ni por nada ni por nadie…

 Hay que ser inflexible, como negociador…

 El conocimiento que han alcanzado las acciones de los grandes hombres, es resultado de la larga experiencia de las cosas modernas y la continúa lectura de las antiguas…

 Lo que se ha conseguido, sea el fruto personal de una experiencia, absolutamente personal…

 Nadie por su propio esfuerzo, podría conquistar el éxito en la vida…

 La inteligencia aplicada a las relaciones internacionales se llama diplomacia…

 En política, hay que llevarla bien con todos, halagando, regateando, entreteniendo, prometiendo, y difiriendo…

 Hay que abrazar al partido del más fuerte y poder así sacar ventaja, o por lo menos subsistir…

 Las misiones diplomáticas hay que llevarlas a cabo en razón del tacto y la destreza…

 Se engaña quien cree que entre personas eminentes los beneficios nuevos hacen olvidar las ofensas antiguas…

 A aquellos que se unen y no son rapaces, se les debe honrar y amar. A aquellos que no se unen, se les tiene que considerar de dos maneras: si hacen esto por pusilanimidad y defecto natural del ánimo, entonces tú debes servirte en especial de aquellos que son de buen criterio, porque en la prosperidad te honraran y en la adversidad no son de temer. Pero cuando no se unen si no por cálculo y por ambición, es señal de que piensan más en sí mismos que en ti. De ellos se debe cuidar…

 A los diamantes se les puede machacar o tirar, pero no penetrarlos…

 Cuando la intriga triunfa sobre la idea, la habilidad lo hace sobre la experiencia…

 Ser amigos de todos, para engañarlos a todos y hacer tan solo lo que parece útil y conveniente…

 Sube mil peldaños con habilidad, paciente y flexible, y un solo traspiés innecesario y torpe le hace caer estúpidamente al abismo…

 Nunca pueden soportar la libertad, las almas subalternas. Instintivamente huyen de ella siempre, para refugiarse en una nueva esclavitud..

 La vanidad conoce todas las habilidades, menos la de renunciar a tiempo…

 Cuando se trata de ofender, hay que hacerlo de manera que no se pueda tomar venganza…

 El vulgo se deja llevar siempre por el éxito y de las apariencias y en el mundo no hay sino vulgo…

 Está en la naturaleza de los hombres el quedar reconocidos lo mismo por los beneficios que hacen que por los que reciben…

 Nunca permanecer inactivos en los tiempos de paz, sino por el contrario, hacer acopio de enseñanzas para valerse de ellas en la adversidad. A fin de que si, la fortuna cambia, lo halle preparado para resistirla…

 Aquel que deja lo que hace por lo que debería hacerse, marcha a su ruina en vez de beneficiarse…

 Si hay algo que deba evitarse, es ser despreciado y odioso…

 Se debe ser cauto en el creer y el obrar, no tener miedo de sí mismo y proceder con moderación, prudencia y humildad. De modo que una excesiva confianza no lo vuelva imprudente, y una desconfianza exagerada, intolerable…

 Los hombres son ingratos, volubles, simuladores, cobardes ante el peligro y ávidos de lucro…mientras les haces bien, son completamente tuyos…te ofrecen su sangre, sus bienes, su vida y sus hijos…pero cuando la necesidad se presenta se rebelan…

 Hay que saber disfrazarse bien y ser hábil en fingir y en disimular…

 Todos pueden ver, pero pocos tocar…todos ven lo que pareces ser, más poco saben lo que eres, y estos pocos no se atreven a oponerse a la opinión de la mayoría…

 Al que no le importa morir no le asusta quitar la vida a otro…

 Abrazar un partido es siempre más conveniente que permanecer neutral…

 El que vence no quiere amigos sospechosos y que no lo ayuden en la adversidad. Y el que pierde no puede ofrecer ayuda a quien no quiso empuñar las armas y arriesgarse en su favor…

 Si se rodea con hombres capaces y fieles, será sabio…pero si no lo son no podrá ser prudente y comete un error…

 Hay tres clases de cerebro: el primero discierne por sí; el segundo entiende lo que otros disciernen y el tercero no discierne ni entiende lo que otros disciernen… el primero es excelente, el segundo bueno y el tercero inútil…

 Se debe estudiar la historia, examinar las acciones de los hombres ilustres, ver como se han conducido en la guerra, analizar el porqué de sus victorias y derrotas para evitar estas y tratar de lograr aquellas. Y sobre todo hacer lo que han hecho en el pasado algunos hombres egregios que, tomando a los otros por modelos, tenían siempre presente sus hechos más celebrados…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada