lunes, 25 de agosto de 2014

EL NOMBRE Y LOS APELLIDOS

Saber el origen y el significado del nombre que se nos fue impuesto, es conocer a través de el, las características y las cualidades que nos conducen por los caminos de la vida.

El nombre que llevamos nos debe conducir junto con los apellidos de nuestros padres o tutores a ganar con ellos una reputación positiva. El lograr sentirnos orgullosos es la herencia más valiosa que legaremos al resto de la humanidad y a nuestros heredados. Sentirnos a gusto con el nombre y ensalzar nuestros apellidos es honrar el pedestal en que estos están y/o en que los pondremos. Honrar el nombre y los apellidos que llevamos es encontrar la satisfacción, como la encontró un insigne jurista mexicano, el llamado el rey del amparo. Cuando su padre falleció teniendo una corta edad, su madre le pidió solo una cosa, que honrara el nombre y los apellidos heredados. Y sí lo hizo en toda su vida, Burgoa Orihuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario