jueves, 24 de septiembre de 2015

LA INVERSIÓN MUNICIPAL Y EL CABILDEO


Todo alcalde municipal requiere del apoyo de la inversión nacional y extranjera, a efecto de mitigar la falta de recursos y que le permitirían un mejor crecimiento sustentable y de mejores servicios en el municipio.

La responsabilidad de un presidente municipal, además de lo ordenado en la Ley Orgánica Municipal y de otras normas, es darle crecimiento armónico en obras y servicios a la población que gobierna.

Eficientar los ingresos públicos y su aplicación correcta, es base fundamental de todo ayuntamiento en beneficio de sus representantes.

El endeudamiento principalmente por el gasto corriente y en el no pago a proveedores, inhibe que los recursos públicos tengan un mejor destino y aplicación.

En las capitales de los estados y de la república mexicana, existen personas denominadas cabilderos, que coadyuvarían en el crecimiento municipal a través de los contactos que se tienen o que se podrían cooptar, ya ante los consejos empresariales, ya en los medios políticos, ya ante las autoridades, ya en los medios diplomáticos, para voltear la mirada en los proyectos locales.

Los presidentes municipales deberían presentar diversos proyectos ante quién podría financiarlos. Hacer crecer al municipio, ofrecer mayores y mejores servicios, contar con mayores recursos y a partir de una planeación adecuada, acrecentar una mejor imagen política y proyectarla a un mejor futuro.

El papel del cabildero (a) es presentar opciones de crecimiento, de información, de contactos, de análisis, de proyectos y de enlace legislativo, político y financiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada