viernes, 28 de septiembre de 2012

MI HERENCIA



La cumbre del ser, es la de impresionar, es tener la maravilla de legar, de hacer camino. La historia universal registra numerosos casos de hombres y mujeres que dejaron al resto de la humanidad sus obras. Así Luis XIV de Francia, el rey Sol, es conocido en todo el mundo a lo largo de los siglos, más por sus campañas o por su política, por haber hecho de Versalles un escenario digno de su grandeza, “Os acordáis de cuando aquí sólo había un molino de viento en medio del bosque”.

Puedo decidir sobre mis cuestiones, delegar cuando pueda, pero sin compartir mis acciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario