sábado, 26 de octubre de 2013

EL CEREMONIERO


 En el Estado del Vaticano, en la ciudad de Roma. Italia, existe una oficina de las Ceremonias Pontificias, cuyos integrantes asumen con legislación propia y con exclusivas competencias, el auxilio en el desarrollo de las celebraciones litúrgicas en las visitas pastorales del Papa a los lugares en que éste asiste con motivo de su ministerio apostólico.

En las continuas celebraciones litúrgicas que se imparten en el altar mayor de la Insigne Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en México, se observa últimamente el servicio de varias personas, que están al auxilio de los ministros, para la celebración litúrgica, la comunión de los fieles, resguardar el orden protocolar, la elección de los libros y las lecturas adecuadas. Así como la organización, de prelación y de organización de los fieles en cuanto a bodas, quince años, que se celebran.

Estas personas conocedoras del rito litúrgico y de los cánones que en ella se rigen, dan cuenta de su importancia y solemnidad de sus funciones. Actúan con conocimiento que los conduce con vivacidad en los momentos del que se debe de hacer y decir y en poder organizar al o a los ministros presentes y en qué momento realizan su intervención. Se revisten con sotana y prenda y son de trato amable y sencillo.

Que mejor hoy en día, que esa Basílica tenga así, una imagen más universal con los servicios que EL CEREMONIERO hace.


No hay comentarios:

Publicar un comentario