miércoles, 6 de enero de 2016

EL CAMBIO

Es menester cambiar solo cuando sucede algo en nuestro entorno o algo personal.

Tenemos que ver la vida como es y empezar a transformar eso que no deseamos tener a nuestro lado. Comprender que estamos expuestos a cualquier riesgo, y que podemos modificarlo si tenemos más observación en lo que hacemos, en donde estamos, con quien convivimos. Si empezamos a dedicar más atención hacia nuestra persona, estamos iniciando la transformación ahora.

Si visitamos hospitales, cárceles o, funerarias, nos vendría convencernos que tenemos que cambiar.


Si analizamos mejor nuestra perspectiva lograremos estimarnos más y al prójimo cuidemos alimentar más los pensamientos que nos proyecten y eliminar todo aquello que no nos permite crecer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada