jueves, 19 de enero de 2017

LA CRISIS ECONÓMICA, QUE NO POLÍTICA



Se dice que los fuertes vientos fortalecen a los grandes árboles. Y que a través de eso, sólo sobreviven los más hábiles.

692 años del imperio que fue hasta nuestros días, México ha creado su propia historia. Y desde la gran capital que también lo fue hasta su actual crecimiento.

La crisis económica que se puede avecinar, producida por las decisiones gubernamentales en 2016, puede originar la gran unidad nacional a favor del crecimiento ordenado y establecer lo que se debe hacer en el país.

Los partidos políticos responsables de sus decisiones legislativas, han tratado de enmendarlos a través de medidas, que no han calado fuertemente en la población, en la medida en que no tienen todavía los resultados proclamados.

Inteligencia y talento existen entre gobernados y gobernantes. Experiencia y visión están presentes entre los mexicanos.

Asumir el compromiso que a cada quien corresponde, solamente lo acredita el que esté por encima de sus intereses.

México como pueblo, como nación, como gobierno, debe crear y abanderar ese inicio que lo hizo grande. Y debe ser nuevamente la gran capital que fue y basarse en su historia y remontar en su presente.


Las naciones fuertes, acreditan y respetan la dignidad de pueblos y gobiernos. México debe encaminarse en el camino correcto en el concierto de las naciones y poner en claro su grandeza como país y la riqueza de su gente. De no hacerlo hipotecara su futuro y condenara su presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario